Juicios laborales bajaron 44% por la Ley de ART

Locales 09 de febrero de 2019 Por
Diferente es el caso de Santa Fe, donde se mantiene una alta litigiosidad en gran medida por la falta de adhesión a la ley nacional.
GRAFICO IDESA
GRAFICO IDESA
La litigiosidad por accidentes laborales descendió 44% promedio en todo el país durante el tercer trimestre del 2018 con relación al mismo período de 2017, un registro histórico para el sistema, según un informe difundido por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. De acuerdo con este estudio, en el tercer trimestre del año pasado se iniciaron 16.638 demandas laborales contra 30.408 de igual período del 2017.
El organismo indicó que la litigiosidad por accidentes laborales "a partir del 2004 experimentó una escalada exponencial de juicios hasta la sanción de la Ley Complementaria sobre Riesgos del Trabajo N° 27.348, en febrero del 2017".
"El impacto de la última reforma tuvo sus efectos también sobre la alícuota promedio de los seguros por la cobertura del sistema de riesgos del trabajo. En noviembre pasado se ubicó en 2,83% de la masa salarial, situándose a valores muy cercanos a los registrados en 2009", explicó la Superintendencia que encabeza Gustavo Morón. Estos datos reflejan una caída de 19,6% en comparación con enero del 2016 y, según se estima, un ahorro de $ 25 mil millones para las empresas.
Según el informe de la SRT, mientras en el tercer trimestre del 2017 se registraron 29.854 juicios de trabajadores en unidades productivas y de trabajadores en casas particulares, en el mismo período del 2018 bajó a 16.638, un 44,3% menos. Implicó un total de 13.214 juicios menos y un ahorro para el sistema de $ 4.800 millones.
El reporte también indica que el total de juicios notificados entre enero y setiembre del año pasado con y sin sentencia fue 58.123, de los cuales la Justicia dictó sentencia solo en 3.480 casos (6%.) El resto, 54.643 casos (94%), pasó a integrar el stock de expedientes que permanecen sin sentencia.
La fuerte caída en la litigiosidad se reflejó con mayor incidencia en las provincias que adhirieron al nuevo sistema de demandas laborales -en total son 15-. En la Ciudad de Buenos Aires, la litigiosidad durante el tercer trimestre disminuyó 61,9%, mientras que en Provincia de Buenos Aires la caída se ubicó en el 42,8%. Otro distrito que tuvo un fuerte descenso en el nivel de demandas fue Córdoba con más del 74% en los últimos tres meses de 2018 contra igual período de 2017.
El retroceso de la litigiosidad por accidentes laborales también se observa en las mediciones de juicios según actividad económica. Los rubros más significativos experimentaron una baja que en algunos casos llegó hasta el -53% promedio, como fue el caso de Electricidad. En ese ranking le siguieron: Servicios Financieros -47,3%; Comercio -45,8%; Servicios Sociales -44,8%; Manufacturas -44,4%; Transporte – 43,7%; Construcción -39,5%; Minería -32,1% y Agricultura-30,6%.
En el caso de Santa Fe, es uno de los distritos que mantiene una alta litigiosidad quizás porque aún no adhirió a la Ley de ART Nº 27.348. Entre 2017 y 2018, la judicialidad creció 14,3% (3.440 contra 3.934, respectivamente). También es una de las provincias con una de las alícuotas más alta del país, pese a que en octubre el valor promedio a nivel nacional fue de 2,89%, porcentaje cercano al costo de referencia del 2009.

ALICUOTAS EN BAJA
En el caso de las alícuotas, el valor de las mismas ha experimentado un continuo descenso desde la implementación de las Ley 27.348. Desde la SRT que encabeza Gustavo Morón, se afirma que durante los dos últimos años se aplicó una serie de instrumentos que simplificaron los trámites, desburocratizaron el sistema, otorgaron mayor competencia al mercado de las ART y redujeron el costo laboral.
Como resultados de esos procesos aumentaron los traspasos y por primera vez el sistema vuelve a tener valores parecidos a diciembre del 2009, cuando la alícuota promedio fue de 2,59%. Desde esa fecha el valor de la alícuota fue escalando en forma sostenida. En diciembre de 2010, la alícuota acomodó en 3.18% y fue expandiéndose hasta posicionarse en un valor promedio de 3,52% de la masa salarial. Ese era el costo que se debía pagar en enero del 2016.
A partir de ese año ingresó en un lento retroceso: terminó en 3,44% en 2016, y pasó a 3,15% promedio en 2017. Para luego acelerar la baja en 2018, cuando perforó la barrera del 3% y se acomodó en noviembre por debajo de la misma en 2,83% promedio, representando una disminución de casi 20% del valor que tenía dos años antes.
Actualmente, la alícuota promedio disminuyó en sectores clave de la economía y productividad. Agricultura y pesca (-14,4%); Explotación de minas y canteras (-26,8%); Manufactura (-17,4%); Electricidad, gas y agua (-9,3%); Construcción (-22,4%); Comercio (-18,9%); Transporte y Comunicaciones (-26%); Servicios Financieros (-19,4%)
Servicios comunales y sociales (-10%).



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar