Nissan 370Z Nismo, sólo apto para expertos

Automotores 05 de febrero de 2019 Por
Leer mas ...
Como deportivo, el Nissan 370Z Nismo es un coche extraordinario, extremadamente eficaz y que nunca decepciona. Al cabo de pocos kilómetros de conducirlo resulta obvio que no es un automóvil cómodo ni práctico. Es un producto para especialistas de la conducción, para incondicionales de los deportivos puros. Con todo, lo mejor del 370Z Nismo es su precio, una vez Nissan lo ha reposicionado en el mercado rebajándolo. Tanto es así que no hay ningún otro modelo de estas características (potencia, prestaciones y sensaciones) que sea tan barato.
Ya hemos explicado en alguna ocasión que Nismo es el departamento de Nissan que se ocupa de fabricar los coches de enfoque más deportivo. Muestra todo el ADN de competición de la marca y es muy conocida por los amantes y entusiastas de la personalización del automóvil en el país de origen del fabricante. Como las versiones AMG de Mercedes, M de BMW o RS de Audi.
Respecto al 370Z normal, esta versión Nismo mejora en todos los apartados posibles. El motor es el mismo 3.7 V6, pero potenciado hasta los 344 CV. Con esta nueva potencia se consigue mejorar la aceleración, obtener una superior elasticidad y una capacidad para subir de revoluciones muy mejorada, hasta alcanzar las 7.400 rpm sin titubear. Son unas cifras realmente notables, que hablan del carácter radical y deportivo del 370Z Nismo, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,2 segundos o de llegar en un santiamén a los 250 km/h de velocidad máxima, en este caso autolimitada.
Nissan ofrece el 370Z Nismo solamente en carrocería cupé, más adecuada a los objetivos marcados por la rigidez de su chasis. El resultado final, comprobado en numerosas pruebas realizadas en circuito, es el de un coche con una estabilidad extraordinaria a elevada velocidad.
El estimulante comportamiento de este deportivo japonés se debe asimismo a su condición de vehículo de propulsión trasera y, también, a su eficaz y precisa caja de cambios manual de seis velocidades. De corto recorrido y preciso manejo, el cambio tiene un botón Synchro Rev Control que sincroniza las revoluciones al reducir de marcha.
Pero los técnicos japoneses no se han detenido aquí y han procedido a mejorar también los frenos, incorporando algunos elementos del emblemático GT-R como los latiguillos o un líquido de alto rendimiento. Y, como no podía ser de otra manera, la suspensión se ha revisado para poder soportar una mayor exigencia en el paso por curva.
Por otro lado, en el ámbito estético, las llantas de aleación de 19 pulgadas con acabado oscuro y las pinzas de color rojo de su interior proporcionan un aspecto muy agresivo. También monta un atractivo alerón trasero, una línea roja en algunas zonas de la carrocería y un difusor trasero sobredimensionado con la doble salida de escape integrada y modificada.
En el interior, continúan los detalles diferenciadores de marcado acento deportivo como el diseño específico del cuadro de instrumentos, el volante forrado en Alcántara o el color rojo para algunas costuras.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar