Abadía benedictina celebra 40 años

ANUARIO 2018 31 de diciembre de 2018 Por
Leer mas ...

El monasterio "Nuestra Señora de la Esperanza" fue fundado el 5 de marzo de 1978 por la Abadía Benedictina de Santa Escolástica (Victoria) de la diócesis de San Isidro. Forma parte de la Congregación Benedictina de la Santa Cruz del Cono Sur, cuyo abad presidente es Mamerto Menapace.
Al ser nombrado obispo Casaretto, en 1977, pidió a la Abadía de Santa Escolástica una fundación, lo cual quedó expresado en el decreto de fundación: “Vista la sabia recomendación conciliar que insta a todos los miembros de la Iglesia a conservar fielmente y hacer brillar cada día más el espíritu genuino de la venerable institución de la vida monástica en la Iglesia y considerando la disponibilidad de las monjas del Monasterio de Santa Escolástica en Victoria para realizar una fundación en la diócesis de Rafaela erijo canónicamente el Monasterio de Nuestra Señora de la Esperanza de monjas benedictinas perteneciente a la Congregación Benedictina de la Santa Cruz del Cono Sur".
El monasterio, puesto bajo la protección de la Santísima Virgen María, celebra su fiesta patronal el 31 de mayo, fiesta de la visitación de María a su prima Isabel, que está embarazada de quien será el precursor del Señor, Juan Bautista.
Casaretto dijo el día de la fundación frente a los numerosos fieles que acompañaron la celebración, además de los obispos, sacerdotes y religiosos de varios puntos del país: “Esta tarde la Iglesia diocesana adquiere una dimensión que no tenía, y por la gracia de Dios ha podido llegar a tener. Un monasterio es el lugar del contacto asiduo con el Señor. Aquí la Diócesis descansa, reza, alimenta su esperanza en la venida del Señor”.
El grupo fundacional de hermanas fue de 9 monjas, estuvo integrado por la Madre María Luisa Storni (priora) natural de Buenos Aires, Hna. Ana María Santángelo (vice priora, que regresó a la Abadía de Santa Escolástica en 1983), Hna. Lucia Calderón (Buenos Aires), Hna. Agustina Ozuna (Rosario), Hna. Juana Evangelista Ferro (Victoria, Entre Ríos, regresó a la Abadía de Santa Escolástica), Hna. María Francisca Leva (Concordia, Entre Ríos), Hna. Lydia Hernández (Mendoza), Hna. María Sofía Bledel (Buenos Aires), Hna. Bernarda Bianchi di Cárcano (Buenos Aires).
Esta casa puso sus raíces en un terreno de la Diócesis, donado por el matrimonio de Anita y Raimundo Arnoldt, está ubicado sobre la ruta 34 al norte de nuestra ciudad. Con el correr del tiempo el monasterio se fue construyendo poco a poco en base a donaciones de instituciones y personas con corazones generosos, del país y del extranjero. "En 2004 tuvimos la alegría de celebrar la dedicación de nuestra Iglesia Abacial, en el predio donado por la familia Mettenleiter y luego se pudo aumentar la capacidad habitacional de la casa de retiros y hacer algunas remodelaciones por iniciativa del obispo Franzini".
La comunidad monástica celebra diariamente la eucaristía y la liturgia de las horas, estas son públicas y abiertas al pueblo de Dios. De acuerdo con la tradición benedictina, esta es una fuente de espiritualidad genuina tanto como un medio de ordenar su vida. Cada vez que la comunidad se congrega para rezar las horas “representa de manera especial a la Iglesia orante que incesantemente alaba al Señor”.
También la comunidad presta su servicio a la Diócesis, atendiendo la casa de retiros y realizando diferentes trabajos como la fabricación de hostias, confección de ornamentos litúrgicos, realización de artesanías, porque como dice el padre San Benito: “serán verdaderamente monjes si viven del trabajo de sus manos”.
La comunidad está compuesta por 11 hermanas de votos solemnes, 1 hermana de votos temporales y 1 novicia, siendo abadesa María Teresa Ferrari.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar