Gran respuesta de los vecinos por los inundados de la provincia

Locales 12 de enero de 2019 Por
Dos camiones, totalmente cargados de mercadería, agua, colchones y otros elementos de supervivencia, salieron de nuestra ciudad hacia la zona afectada. En tanto, Cáritas recibe donaciones económicas para abastecer a los inundados cuando todo pase.
CAMIONES CARGADOS. Así salieron los camiones, con la ayuda de los efectivos policiales de la Unidad Regional V.
CAMIONES CARGADOS. Así salieron los camiones, con la ayuda de los efectivos policiales de la Unidad Regional V.

En el norte de Santa Fe, las precipitaciones acumuladas en enero alcanzaron los 400 milímetros y en el último mes llovió, en determinadas zonas, el promedio anual. Las abundantes lluvias registradas se suman al agua que se escurre desde Chaco y Santiago del Estero, lo que complica, aún más, la situación. 
Estos excesos hídricos superficiales afectan directamente al norte de Santa Fe, en donde las localidades de Santa Margarita, Nochero, San Bernardo y Villa Minetti presentan una situación grave.
Es por eso que ayer en nuestra ciudad, a través de distintos grupos de vecinos y de organizaciones civiles, llenaron dos camiones de mercadería en general, agua, colchones y otros elementos de supervivencia. Los mismos, fueron cargados por efectivos de la Unidad Regional V, que dieron una mano, desde la misma Jefatura, colaborando en lo que se puede. 
Por otro lado, desde Cáritas, aseguran que lo más se necesita en este momento, es dinero, y es por eso que se concentran en juntar dinero, para poder manejarse mejor cuando pase este momento horroroso. 
"Cáritas inició esta campaña a nivel colaboración económica ya que creemos que después de la inundación hay muchas cosas que la gente no lleva y que se necesitan. Hoy la colaboración de la provincia y de Defensa Civil están coordinando muy bien la ayuda, todo lo que es inmediato. Lo que viene posteriormente es lo más triste, cuando se va el agua, y cuando las familias encuentran sus casas con una desolación total", le dijo a LA OPINION el padre Mauro Canalis, director de Cáritas Diocesana Rafaela.
En tanto, el padre dijo que tuvo una comunicación "con el padre Gustavo, que está en Villa Minetti, donde le mencionó que aquellas personas que pudieron sacar los animales, como chivos y ovejas, estarán un poco mejor, mientras que a los otros, se les murió la mayoría del ganado. "Por eso pensamos que hay toda una organización detrás que quiere ayudar, por lo menos, a la economía de la casa, y por eso existe esta campaña, para que podamos ayudar desde lo que viene después, posterior a la colecta y a la inundación misma", dijo. 
El dinero que se recaude será mandado al lugar y allí se comprarán los elementos que se necesiten en el momento, ya que no hay demasiados medios para llegar hasta la zona. Además, no hay espacio para contener todo eso y no hay gente para poder repartirlo, por eso enfocan la colaboración a través de la
cuentas bancarias de Caritas.
"Hoy, y gracias a la colaboración de la gente, hay muchas cosas en estas zonas carenciadas. Los galpones se han llenado de alimentos, agua, colchones, y ya no existe más lugar para ir recibiendo este tipo de cosas, que serán desperdiciadas por la situación de descontrol y desorden que hay, donde hay agua por todo lados. Es por eso que sugieren que esperen 10 o 15 días para seguir mandando este tipo de donaciones. "Siempre hay que usar el corazón, pero a veces se necesita usar un poco más la cabeza para poder ordenar todo y no tener más complicaciones", explicó el padre, radicado hoy en Suardi. 
Además estableció que "mucho tiene que ver la sensibilidad de llevar cosas, aportar en lo material, ya que la región del litoral tiene mucha experiencia con respecto a las inundaciones que ya han vivido otras diócesis, por lo tanto, en este momento, recurrimos a las experiencias de otras diócesis", expresó y agregó que "hubo mucha movilidad por parte de la gente que quiere llevar cosas y esta primera iniciativa no la promueve Cáritas, sino que son a cargo de particulares u organizaciones civiles que dan una mano", expresó Canalis. 
Los sacerdotes que están en el norte de nuestra provincia detallan que es una situación es crítica, que hay evacuados y agua en sobreabundancia. Y sabido es que estas situaciones hacen que la gente se movilice y quiera ayudar y todo el mundo quiere donar. Agruparse para poder ayudar. "La colecta de dinero sirve para poder comprar las cosa en el lugar afectado y para evitar todo lo que es flete y demás. La gente por suerte responde, hay parroquias misma de Cáritas de toda la zona, Suardi, Rafaela, Susana, que realmente están dando una mano muy grande", destacó el padre. 
Además, remarco que "la situación es crítica hoy pero que va a seguir esto cuando baje el agua porque va a dejar su rastro y es ahí donde tenemos que seguir trabajando y por eso necesitamos ese tipo de colaboración. Hay gente que ha dejado su casa, de igual manera, la problemática más grave se ve en el campo, por suerte en los pueblos esto todavía no llegó, pero hay gente que tuvo
que dejar el lugar y otra que no lo ha hecho, pero volver y ver eso, que sus animales han muerto y el desastre en sus campos, debe ser terrible y bueno ahí estamos, queriendo ayudar en esa situación. Por eso se van a tratar de solventar las necesidades básicas en el momento, pero después para poder reconstruir alguna vivienda, algún techo, para lo que sea. Es estar ahí y ver la situación en ese momento. La donación es libre, no hay un importe mínimo. Todo lo que se haya juntado en elementos también van a ser distribuidos, va a costar un poco más, pero eso no se pierde y se va a dar un buen destino", sostuvo.
A modo de cierre, dijo que "lo preocupante hoy es salvaguardar a las personas, lo material se perdió y no se va a recuperar más. Pero las personas son lo fundamental, con la asistencia médica que propone la provincia, con el trabajo de Defensa Civil, sobretodo trabajando en la parte donde la gente no quiere evacuar", finalizó. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar