Macri cruzó a Maduro y prohíbe el ingreso de funcionarios chavistas

Nacionales 11 de enero de 2019 Por
El Presidente argentino dijo que el líder chavista "se burla de la democracia" y que Venezuela "vive bajo una dictadura". El Gobierno argentino endurece su posición al cerrar su frontera a los principales funcionarios del gobierno de Maduro.
BUENOS AIRES, 11. - Poco después de asumir un nuevo mandato como presidente de Venezuela, Nicolás Maduro sintió el aislamiento al que será sometido en su segunda gestión al frente del país bolivariano. Mientras el presidente Mauricio Macri afirmó vía Twitter que "Venezuela vive bajo una dictadura" y que Maduro "intenta burlarse de la democracia", Paraguay rompió oficialmente las relaciones diplomáticas y cerró su embajada en Caracas. La Organización de Estados Americanos (OEA) se manifestó en la misma línea y resolvió “no reconocer la legitimidad” del nuevo gobierno a la vez que pidió que “en una fecha cercana” se celebren otras elecciones con observación internacional.
Macri cruzó a Maduro, quien asumió este jueves un nuevo mandato que se extenderá hasta 2025 y denunció "la campaña de mentiras perversas y asquerosas" contra su gobierno. El líder chavista destacó que "Venezuela es un país profundamente democrático". "Somos una democracia de verdad", dijo, lo que provocó una respuesta del jefe de Estado argentino vía Twitter.
"EL VICTIMARIO QUE SE VICTIMIZA. Nicolás Maduro hoy intenta burlarse de la democracia. Los venezolanos lo saben, el mundo lo sabe. Venezuela vive bajo una dictadura", tuiteó el jefe de Estado argentino.
"No importa cuántos trucos intente para perpetuarse en el poder, su investidura como Presidente ahora carece de la autoridad de las urnas y también de credibilidad internacional", continuó en 140 caracteres. "Su poder no es auténtico, aunque trata de escabullirse en la victimización. Maduro se presenta como el presidente perseguido. Pero él no es la víctima, Maduro es el victimario. #NoTeReconocemos", concluyó.
En tanto, el gobierno de Asunción rompió relaciones diplomáticas con el país bolivariano. La Argentina es uno de los 13 países americanos del Grupo de Lima que declararon esta semana que no reconocerán el nuevo mandato de Maduro, debido a que consideran ilegítimo el proceso electoral que lo llevó a la victoria. En este sentido, el gobierno argentino endureció su posición con Venezuela no sólo al desconocer la “legitimidad” del segundo mandato del presidente Maduro sino que además adoptó una serie de medidas para impedir el ingreso al país de funcionarios del régimen chavista. En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino sostuvo que la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, es “el único órgano democráticamente electo en dicho país". En línea con el resto de países del Grupo de Lima, Argentina suspendió el acuerdo de exención de visados para pasaportes diplomáticos y oficiales, y prohibió la entrada al país de "integrantes de alto nivel del régimen venezolano".
El gobierno también señaló que la Unidad de Información Financiera emitirá un alerta al sector financiero y bancario sobre los riesgos de realizar operaciones con empresas públicas venezolanas o controladas por el Estado caribeño.
En el texto, la Cancillería resaltó que "continuará denunciando las violaciones de derechos humanos, tal como se ha venido haciendo desde la asunción del Gobierno por parte del Presidente Mauricio Macri". El Ejecutivo recordó que, "consecuente con esta posición", solicitó junto a otros países a la Corte Penal Internacional el inicio de una investigación sobre la comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela, promovió su suspensión del Mercosur y defendió la aplicación de la Carta Democrática dentro de la Organización de Estados Americanos (OEA).
En el plano bilateral, Argentina solo cuenta en Caracas como representante con un encargado de negocios, y ha suspendido las negociaciones comerciales y "los mecanismos de diálogo político".
El último párrafo del Ministerio de Exteriores argentino destaca que el país ha acogido "con los brazos abiertos" a más de 130.000 inmigrantes venezolanos, "que escapan de crisis política, económica y humanitaria que vive su país, retribuyendo el apoyo que Venezuela diera a los exiliados argentinos durante la última dictadura militar".


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar