Malvinas: murió quien lideró la defensa antiaérea

Información General 09 de enero de 2019 Por
La víspera dejó de existir el comodoro Hugo Alberto Maiorano, a los 76 años de edad. Se trata del rosarino que lideró la defensa antiaérea de Puerto Argentino durante la Guerra de Malvinas.
Malvinas
FOTO ARCHIVO - EN MALVINAS. Maiorano camina delante de su tropa, ante la mirada de un inglés.

Tenía 40 años de edad, cuando se convirtió en uno de los hombres clave que permitió que la pista de aterrizaje de las islas permaneciera operable a lo largo de todo el conflicto bélico, a pesar del incesante bombardeo inglés.

En la extensa foja de servicios de Hugo Alberto Maiorano, se anotan la Jefatura de la Base Aérea Naval de Mar del Plata, la agregaduría militar en Washington (EEUU) y la subdirección del Liceo Aeronáutico Militar de Funes.

Recuerda hoy La Capital, que Maiorano estuvo al frente de un grupo de 62 hombres durante la guerra y hace dos años, en una nota no dudó en admitir que su mayor orgullo fue haberlos traído de regreso a todos con vida.

TIEMPO DE MEMORIA

En su momento, en un portal que recopila historias de Malvinas (www.3040100.com.ar) contó lo que fue el primer bombardeo que le tocó padecer en Malvinas.

Fue el 1º de mayo. "Un Vulcan (bombardero pesado de los ingleses) que venía desde la Isla Ascensión y que se reabasteció de combustible en el aire para volver a destino, descargó bombas de 500 kilos sobre el aeropuerto. El ruido es atronador, el aeropuerto se convirtió en un verdadero aquelarre.

"Las bombas explotaban cada cinco minutos. La última estalló a las ocho de la mañana. Todo se me presentó como un grotesco ballet, siendo la coreografía de un demente sobre un enorme escenario. Los que estábamos en el puesto de Comando tuvimos suerte: una bomba estalló a 50 metros de nuestro refugio sobre un montículo de tierra que sobrepasaba la altura del techo. Sentimos los golpes de los enormes pedazos de tierra que cayeron sobre el techo, pero nada se destruyó", narró el militar.

Maiorano

En 1982, con 40 años ya revistaba como mayor, especialista en "defensa antiaérea".

Cuando se tomaron las islas Malvinas, una unidad a su cargo fue asignada a ese territorio. "Usted se queda, Maiorano", le dijeron sus superiores.

Pero el 5 de abril estaba en Puerto Argentino, en la costa Este de la isla Soledad, organizando la defensa por pedido propio.

Te puede interesar