Denunciaron el robo de $1 millón desde vehículo

Policiales 06 de enero de 2019 Por
FALTO LUEGO DE QUE EL DUEÑO HIZO EL SERVICE EN UNA CONCESIONARIA
“Un millón de pesos es el total del botín sustraído desde una camioneta a la cual le habían hecho el service, el día jueves, en tanto que el damnificado es un familiar directo de un empresario rafaelino que vive en el norte de la provincia”, era el comentario que ganó rápidamente las calles en la calurosa jornada de viernes y sábado en la ciudad de Rafaela.
La especie, que vio la luz periodísticamente hablando en los canales informativos de LT 28 Radio Rafaela, en pocas horas se transformó en la noticia del día para propios y extraños.

LO HECHO PÚBLICO

De acuerdo a lo publicado por la radio decana de nuestra ciudad, el jueves último, luego de que el familiar del empresario rafaelino retirase su camioneta de la concesionaria donde llevó a realizar el service a su vehículo, se percató de que le faltaba la suma de dinero.
No estamos hablando de una suma menor; ni de los montos que estamos acostumbrados en la prensa producto del raterismo de menores de edad o similares en las calles de la ciudad. Estamos hablando de una suma cercana -casi- al millón de pesos, distribuidos en cerca de 400 mil pesos y en dólares una cifra equivalente a casi 600 mil pesos. Sumado se está a un milímetro del monto mencionado.
Debido a que el damnificado notó el faltante de la gruesa suma luego de salir de la concesionaria donde había dejado su camioneta para el service, realizó la correspondiente denuncia policial en sede de la Comisaría 2ª de esta ciudad.

MALESTAR

Momentos de mucho nerviosismo y malestar se vivieron además durante toda la jornada del viernes hasta la madrugada del sábado tanto en la firma comercial de vehículos, como entre los empleados de la misma firma, disgustados porque la policía realizó requisas en sus viviendas particulares buscando el dinero denunciado como faltante.
No sólo eso sino que en la tarde del viernes, también se realizó una requisa en la concesionaria misma, por lo que los empleados no pudieron retirarse del lugar hasta pasadas las 20.00. El humor reinante era tan denso que podía cortarse con un cuchillo.
Cabe aclarar que luego de percatarse de que le faltaba el dinero y antes de realizar la denuncia policial correspondiente, el damnificado se dirigió a la concesionaria de automóviles, a fin de notificar lo ocurrido. Según se supo fue atendido por el gerente de ventas y debido a que no le supieron dar las respuestas que él esperaba, realizó la denuncia policial.
Luego de la denuncia y siguiendo los canales de rutina, la causa habría caído en manos del fiscal de turno en feria judicial, Gustavo Bumaguin.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar