Los remises terminaron un año muy complicado

Locales 06 de enero de 2019 Por
La tarifa en el inicio del 2018 costaba un 20% menos. Ahora la gente "viaja lo justo y necesario".

El año que se nos fue tuvo muchos altibajos, complicados, que terminaron dañando en muchos rubros, que tuvieron que pelearla para poder terminar de la mejor manera. Fue el caso de los remises de nuestra ciudad, que si bien pudieron hacerle frente a la enorme crisis que azota a la Argentina, finalizaron muy desgastados el 2018.
En enero de ese año, la tarifa costaba un 20% menos de lo que cuesta hoy. "La gente viaja lo justo y necesario", le dijo un trabajador del sector a LA OPINION, graficando en palabras el momento que les toca vivir.
Si bien los datos son tomados de varias empresas, en líneas generales la bajada de bandera estaba en $40 en 2018, mientras que en estos momentos cuesta $50. Además los remiseros cobran hoy $5 cada 4 cuadras, es decir, 4 cuadras $55, 8 cuadras, $60, 12 cuadras, $65, y así podemos seguir contando. En tanto, el año pasado las 4 cuadras estaban $45, etc.
Uno de los factores que más hizo mella en estos aumentos, fue el permanente aumento del combustible, que fue variando todo el tiempo más allá de que muchas unidades instalan el equipo de GNC como alternativa más económica. Si bien los remiseros dicen que "el aumento de combustible es para todos, se hace cada vez más difícil llegar con el dinero propiamente dicho, y no queda otra que pelearla", explican. El aumento de los repuestos, de los neumáticos y de los servicios de los mecánicos también atentan contra la rentabilidad de las remiseros. 
"Es un rubro como todos, y creo que todos en su trabajo tendrán una baja. El 2018 fue bastante duro, con los aumentos de todo, no sólo del combustible. El 2019 empezó sin cambios, la crisis sigue ahí, pero trabajando se puede salir adelante", dicen sin perder la calma.
En líneas generales, el deterioro se notó con el incremento de las tarifas de los remises. Ahora mucha gente, no hace tantos recorridos con el coche y se maneja más caminando o incluso en los minibuses. Algunos dicen que la gente se queja de las tarifas: "se quejan en líneas generales de las tarifas. Pero a la vez se queja de todos los aumentos en general".

NO AUMENTAN
"Por ahora no hicimos aumentos de tarifas, tratamos de mantenerlas y de acá a un par de meses seguramente va a incrementar. No queremos hacerlo para poder brindar un mejor servicio", dijo otro remisero a este Medio, y sostuvo que "los viajes afuera mermaron mucho. La gente viaja más en colectivo, más allá de que también aumentó, pero es una diferencia. Hay gente que a veces no coincide con los horarios de los viajes de los colectivos para su destino", destacó.
En cuanto a la inseguridad, dicen que está muy complicado, como en todos lados. "Hay muchos robos que no se conocen, arrebatos que la gente no denuncia porque no hay solución por parte de la Justicia", remarcando que hay lugares en donde los remiseros no quieren entrar, mientras que otros son mas corajudos e ingresan: "hoy es complicado en cualquier punto de la ciudad", sostuvieron.

PARA LA
NAVIDAD
"En las fiestas el trabajo estuvo bien, los chicos salen a los boliches, la gente se mueve para ir a visitar a los familiares, así que incrementó un poco el trabajo. Pero son dos días o dos noches", remarcaron, teniendo en cuenta de que sí hubo movimiento en el sector. "Es una realidad que el año cerró complicado", finalizaron coincidiendo en este Medio.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar