Llegó el momento de controlar la eficiencia energética vehicular

Automotores 18 de diciembre de 2018 Por
Leer mas ...

BUENOS AIRES, 18 (Por Fabián Ruocco*, especial para NA). - La concentración atmosférica de CO2 ha sufrido un considerable aumento en las últimas décadas.
Mientras los científicos coinciden en que el incremento de la concentración de gases efecto invernadero (GEI) en la atmósfera terrestre está provocando alteraciones en el clima, los automotores representan una fuente importante de contaminación del aire.
Lo gases de efecto invernadero actúan de manera similar al techo de vidrio de un invernadero, atrapando el calor y recalentando el planeta.
El aumento de las temperaturas conduce al cambio climático que incluye efectos tales como el aumento del nivel del mar, cambios en los modelos de precipitación que producen inundaciones y sequías, junto con la diseminación de enfermedades transmitidas por vectores tales como la malaria.
Las emisiones procedentes de los escapes de vehículos automotores contienen monóxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno que son liberados a la atmósfera en importantes cantidades. Por esta razón, las zonas urbanas más pobladas son las que sufren la mayor contaminación de este tipo.
Hoy, el cambio climático es la mayor amenaza a la que se enfrenta la humanidad y sus efectos ya son visibles en todo el mundo.
El transporte y la quema de combustibles fósiles para la producción de electricidad son las dos causas principales de cambio climático, debido a las emisiones de gases de efecto invernadero que generan.
El parque automotor incluye un numeroso y activo conjunto de vehículos propulsados por la combustión de hidrocarburos: ciclomotores, automóviles y camiones.

SALUD HUMANA 
Complementariamente, la contaminación vehicular del aire produce efectos nocivos para la salud humana.
Estudios epidemiológicos han establecido comparaciones entre áreas urbanas (elevado nivel de contaminación) y áreas rurales (bajo nivel de contaminación), y demuestran que el aumento de los casos de enfermedades respiratorias se multiplica en las primeras.
Ante ello resulta más que necesario el desarrollo de mecanismos e incentivos que favorezcan la adquisición y el uso de tecnologías limpias en el transporte público y privado de pasajeros.
Recientemente participamos de un workshop en la Universidad de Berkeley, donde el profesor Daniel A. Rodríguez, titular de la cátedra "Ciudad y Planificación Regional de la Facultad del Instituto para el Desarrollo Urbano y Regional", nos presentó las complicaciones de la relación entre el transporte, el desarrollo de la tierra y los impactos en la salud y el medio ambiente en Latinoamérica en general y en Argentina en particular.

DATOS ALARMANTES
Los resultados de dicha investigación arrojaron datos alarmantes. Por esto, la iniciativa de instrumentar etiquetas de eficiencia energética vehicular (informativas o comparativas), para el control de emisiones en vehículos de pasajeros y comerciales livianos impulsada por la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable, resulta sumamente valiosa porque dispone de una base de datos de acceso público.
En una primera fase, permitirá el cumplimiento de un programa de eficiencia energética vehicular a través de las certificaciones de emisiones y consumo de combustible de vehículos livianos presentadas por fabricantes e importadores. En una segunda fase, se podrá establecer un comparativo.
La implementación de una certificación de las emisiones contaminantes con inclusión del consumo de energía y las emisiones de CO2, ha sido prevista hace un año, con el objetivo de propender a un enfoque complementario a los existentes, contemplando los avances tecnológicos incorporados para cumplir con los límites máximos de emisiones y mejorar la eficiencia energética.
A través de un código QR en la parte inferior de la etiqueta, se remitirá a una web oficial que dispondrá de información detallada.
Luego de 18 meses, a partir del 4 de diciembre de 2018, fecha de publicación en el Boletín Oficial de la Resolución 85/2018, el fabricante o importador dispondrán de un plazo de 30 días corridos desde que se le otorgue la Licencia de Configuración Ambiental (LCA) o la extensión del certificado de emisiones, para implementar la etiqueta informativa sobre el modelo certificado.

NUEVA MODALIDAD
Esta nueva modalidad genera una obligatoriedad del etiquetado informativo para el 100% de los modelos a los fines de la fiscalización por parte de esta Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable.
En el caso de aquellos modelos que cuenten con certificado de emisiones gaseosas vigente, un plazo de 30 días corridos establecido comenzará a correr a partir de los dieciocho (18) meses de publicada en Boletín Oficial la citada norma.
Además, todos los vehículos que exhiban la etiqueta deberán informar al usuario en la Bibliografía de abordo y las tecnologías de eficiencia energética, en caso que las posea, como, por ejemplo, los sistemas Start & Stop, asistencia a las marchas, indicador Eco-Drive, monitoreo de consumo de combustible, entre otras. (*) Director Ejecutivo de Centro de Desarrollo y Asistencia Tecnológica (CEDyAT).


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar