Consecuencias de las intensas lluvias del mes de noviembre

Locales 06 de diciembre de 2018 Por
Fueron 291 mm en nuestra ciudad, según la Estación Meteorológica del Aeródromo, y más de 250 mm en la EEA INTA Rafaela, siendo 106,7 mm el promedio histórico. De enero a noviembre el acumulado es de 764 en el aeródromo y 652 en el INTA. Opinan Juan Imvinkelried, Carlos Callaci y Fernando Belinde. Bajó el rendimiento de los quintales de trigo y sufrieron las alfalfas. La red vial en el departamento Castellanos presenta un estado desastroso.
FOTO F. BELINDE TRILLA./ En uno de los campos en el sureste de nuestra ciudad durante la cosecha de trigo.
FOTO F. BELINDE TRILLA./ En uno de los campos en el sureste de nuestra ciudad durante la cosecha de trigo.

Luego de un año bastante seco para esta zona, tuvimos un mes de noviembre que terminó ayer con intensas lluvias producidas en tres días con más de 250 milímetros según los distintos lugares, produciendo problemas en los campos sembrados, especialmente con trigo casi a punto de la cosecha, anegamientos en algunos caminos y lugares, pero que por el buen de los canales y la sequedad de la tierra absorbió rápidamente, produciendo sí la merma en los rindes de los cultivos.
En noviembre cayeron 291 mm en nuestra ciudad, según informó la Estación Meteorológica del Aeródromo Rafaela. En tanto, en la EEA INTA Rafaela serían más de 250 mm (todavía no tenían el dato preciso), según las fuentes consultadas por este cronista de LA OPINION.
En lo que va de este año (de enero a noviembre inclusive) en la ciudad de Rafaela el total de precipitaciones ascendió a 764 mm, según los registros de la citada Estación Meteorológica, y 652 mm, según el INTA. Conviene aclarar que en poco kilómetros suele haber diferencias de milimetraje.
Un elemento interesante que tiene la EEA del INTA local es que viene registrando los datos de las lluvias desde 1930 hasta la fecha. Los meses de noviembre más llovedores de la serie histórica fueron: 1977 con 283,2 mm, 1986 con 257,1, 1993 con 226,2, 1995 con 239,6 y 2013 con 294. El promedio del mes de noviembre entre 1930 y 2017 es de 106,7 mm (casi la tercera parte de lo que llovió en 2018). En todo el 2017 el promedio fue 1.171,8 mm, cuando el promedio de la mencionada serie histórica es de 962,2 milímetros.

OPINAN SOBRE 
LAS LLUVIAS

Uno de los consultados fue médico veterinario Juan Imvinkelried (ex presidente de la Sociedad Rural de Rafaela y actualmente es vicepresidente), expresando a este diario que "la sequía que teníamos desde el año pasado en la zona de Rafaela, Bella Italia hasta Ataliva, y por eso que los rindes de trigo no son tan buenos. El hecho de estar 300 mm abajo de lo normal cuando después llueve todo junto en un solo mes (en mi campo llovieron 320 mm) complica todos los cuadros en forma muy marcada, afecta la trilla porque al trigo maduro le hace perder calidad, no se puede trabajar, no se puede empezar con la soja de segunda, las pasturas como las alfalfas cuando empieza llover tanto comienzan a sufrir mucho".
Por su parte, el ingeniero agrónomo Carlos Callaci (ex director del INTA Rafaela) opinó que "el promedio histórico del mes de noviembre está en 110 mm, uno de los meses más llovedores de nuestra historia, favoreciendo la producción y lo que son las siembras, pero en este noviembre llovieron unos 250 mm en la Experimental Rafaela, dependiendo del lugar del Departamento (menos hacia el norte, más hacia el sur). Los mayores inconvenientes se generaron los días 11 al 13 con mucha lluvia caída en poco tiempo: el trigo estaba en plena cosecha con bastante hererogeneidad en cuanto a su rendimiento, dependiendo del estado y cuándo se habían sembrado, con rendimientos de 20-22 quintales hasta lotes de 40 quintales; con estas lluvias esos mismos lotes los rendimientos bajaron a 37 quintales y bajaron en algunos casos hasta 10 quintales, afectando también la calidad del grano que al volver a hidratarse, llenarse de humedad y secarse después para continuar con la trilla va perdiendo peso y calidad composicional".
Y agregó: "los maíces de 1ª en su mayoría están muy bien con buenas precipitaciones, también se podrán sembrar los de 2ª. En cuanto a soja que se siembra en esta época, se atrasaron las labores de siembre por las intensas lluvias; en las de 2ª o tardías no habría grandes problemas porque la humedad está siendo muy buena para siembra. En cuanto a la producción animal no hubo un gran impacto, el barro se mantuvo unos cuantos días con lluvia grande, con una merma muy baja en lechería; sobre los rodeos de cría, los pastizales naturales con una buena cantidad de agua es favorable".
Finalmente, fue el turno del productor Fernando Belinde (tiene campo en el sector sureste de nuestra ciudad) dijo que "desde el 15 de noviembre del año pasado empezó la sequía, una de las mayores de los últimos 50 años. Los cultivos están bien, con un exceso de agua en noviembre de este año, faltando levantar un porcentaje de la cosecha de trigo en la zona, hubo campos que se tuvieron que resembrar con soja y sorgo, se va a evidenciar pérdidas en las pasturas y cultivos de primavera-verano que se utilizan en los tambos para las reservas, el maíz es el más beneficiado porque lo va a aprovechar todo. En los lotes de soja sembrados en los campos altos no hay problemas, pero los que tienen problemáticas hubo lugares encharcados y pérdidas de la producción de los cultivos".
Y continuó: "las consecuencias de estas lluvias son el estado desastroso que presenta la red vial porque en nuestro Departamento no hay mucha colaboración de nadie, no hay alcantarillas ni desagües, las ciudades y los pueblos se agrandan cada vez más, vuelcan el agua sobre la superficie. Esperemos que no siga tan llovedor porque los pronósticos del SMN dicen que diciembre será un mes bastante llovedor". 

Te puede interesar