Patios y jardines: los espacios más versátiles de la casa

Hábitat 03 de diciembre de 2018 Por
En esta época del año comenzamos a conectarnos con mayor frecuencia con los espacios exteriores de nuestras casas: patios, jardines, frentes. El verano nos invita a salir al aire libre en busca de, no solo amigables temperaturas, sino además de compartir momentos con amigos y la familia, espacios de recreación y conectarnos con lo natural.
error-paisajismo-cesped-patio

El patio como modo de habitar, como sistema, puede definirse como un arquetipo sistemático y versátil, capaz de cobijar una gran cantidad de usos, formas, tamaños, estilos y características diferentes. Ligado en su nacimiento a los climas cálidos y soleados propios de las tierras de las civilizaciones antiguas, ya en ellas alcanzó una condición muy diversa que fue desde la vivienda modesta al palacio y que invadió los más diversos usos.

Hasta la civilización egipcia, las únicas relaciones entre exterior e interior de las casas se hacían por medio de agujeros con el fin de poder ventilar y albergar fuego en las viviendas. No será hasta el siglo II a.C. que el Oriente Medio mediterráneo desarrolle de manera conjunta un concepto de casa-patio respondiendo a sus necesidades ambientales. Los egipcios sabían muy bien las ventajas que suponía tener un espacio exterior en el interior de la casa, incluso llegaron a desarrollar terrazas en el primer piso, todo ello en la búsqueda no sólo del placer, del bienestar, sino también de la función de ventilar y airear las temperaturas entre noche y día.

La civilización romana recoge estos conceptos de construcción y los mejora. Nuestra cultura se nutre directamente de los estudios romanos por perfeccionar sus patios, con novedades como la inclusión del agua (tomada de los grandes y magníficos jardines persas) o la combinación de no sólo uno, sino varios patios en la misma vivienda. Pero quizá la mayor característica del patio romano sea la portificación de su perímetro con arcos y columnas, que dio pie al debate entre espacios abiertos techados y pasillos de conexión entre habitaciones y patio.

Queda claro que de la necesidad ambiental, las culturas mediterráneas tuvieron que plantear espacios exteriores para sus actividades sin salir técnicamente de la casa. A medida que el uso dejó ver que este espacio era donde se socializaba en mayor escala y a su vez presentaba un ambiente fresco que fluía hacia el interior, el espíritu del patio quedó silenciosamente anexionado a la vivienda, ya no sólo mediterránea, sino también a los edificios en masa.

patio-cordoba-4
>> Jardines romanos

La arquitectura actual reconoce el patio como un sistema de solución primario y básico, un catalizador valioso de luz natural y un corazón inseparable del concepto del habitar. Al fin y al cabo, el ser humano no puede vivir únicamente encerrado.

Por ello, cuando hablamos de patios no nos referimos únicamente a ese parquizado de  importantes dimensiones. Al contrario, un espacio reducido también puede componerse de manera armoniosa que nos permita comunicar la casa con lo natural y así lograr un espacio donde nos guste estar.

El patio por lo general es lo último que se atiende cuando se construye una casa, y esto se debe a una cuestión de presupuestos. Si bien lo ideal es poder proyectar  todo junto, incluyendo el jardín, en lo cotidiano no sucede y nos comenzamos a ocupar de ello una vez que finalizamos la obra civil. Lo recomendable para estos casos, donde se construye por etapas, es tener una mínima idea de lo que nos gustaría en nuestro jardín, para plantar aquellas especies que demoran, como los árboles y arbustos, muy utilizados estos últimos para cerco vivo, y que naturalmente tienen un tiempo de crecimiento.

Por otro lado, el mantenimiento es un factor muy importante a la hora de proyectar nuestro patio, ya que como todo ambiente del hogar este espacio también requiere de ciertos cuidados y muchas veces lo que parecía lindo al principio, en lo cotidiano termina siendo trabajoso para mantenerlo.  En este sentido hay que tener en cuenta, entonces,  la cantidad de superficie de césped cubierto  - la proporción recomendada es un tercio del jardín-, las plantas que generan flores y las especies de hojas caducas que se transformarán en residuos y pueden generar obstrucciones en los desagües y caños de la casa.

La ubicación de las plantas y los arbustos no responden solamente a una cuestión de ornamentación. Es importante respetar la naturaleza de cada especie y por ello se debe planificar previamente la ubicación y conjunto de las plantas para que la inversión valga la pena. 

Otro de los elementos importante a la hora de montar un jardín es el mobiliario: piedras, maderas, deck, etc.  Pérgolas, bancos, fuentes de agua, bebederos de pájaros, quinchos, y otros mobiliarios pueden agregarse a nuestro patio, ya sea de forma decorativa o funcional.

El patio es uno de los ambientes más versátiles de nuestra casa ya que se va  adaptando a la dinámica de los habitantes. Para socializar con amigos, cuando hay chicos, para compartir con la familia, cuando hay mascotas y luego para cuando el hogar toma una dinámica más tranquila y entonces el patio empieza a tomar un aspecto más decorativo. Sin embargo, el mantenimiento y tratamiento del jardín no reviste en edades. La jardinería se ha convertido en una actividad de gran amplitud etaria,  tanto en hombres y mujeres, que suelen dedicarse a esta apasionante labor.

El ABC del jardín: este espacio de la casa requiere de ciertos elementos básicos para su armado y mantenimiento

  • Vegetación: la elección adecuada de las especies y su ubicación es fundamental para sostener un jardín a largo plazo.
  • Sol: estudiar con detenimiento la dinámica del sol en nuestro patio para poder determinar la diagramación del mismo
  • Agua: contar con una fuente de hidratación y riego
  • Luminaria: artefactos lumínicos que faciliten la circulación y los puntos focales
  • Decorativos: existen una diversidad de ornamentaciones que realzan los diferentes rincones.

 ¿Por dónde empezar en el armado del patio?

Es recomendable siempre empezar por las especies que más tardan en crecer para que cuando habitemos finalmente nuestro hogar ya nos encontremos con algo de follaje y vegetación. En este sentido se recomienda instalar los árboles y arbustos, luego seguir con las especie de gran follaje y por ultimo con las plantas más pequeñas y con flores.  Una buena época del año para comenzar a trabajar en el jardín es cuando está iniciando la primavera.  

Tipos de jardines

Jardín tropical
'La selva en tu casa', ésta es la idea sobre la que se asientan los jardines tropicales. 
Vegetación frondosa, hojas grandes, flores exóticas que requerirán una humedad constante pero controlada y temperaturas cercanas a los 30º C.  El Sudeste asiático, Norte de Australia, Caribe, Pacífico, América Central y África Ecuatorial son los lugares de procedencia de las especies tropicales. La utilización de estas plantas en otras áreas geográficas será dificultosa pero probable siempre y cuando se cuente con luz y agua abundantes.

0a73168c6e37f4f14435b68e459ead39

El jardín moderno
Es la tendencia más adoptada en los últimos años, tanto en jardines públicos, como privados. Aunque son simples y minimalistas, su belleza reside en la repetición, creando masas herbáceas o pantallas verdes de una única especie. El agua aparece en láminas quietas que reflejan, como espejos, los edificios cercanos. Los muros se crean de piedra u hormigón y se pintan de colores lisos, siempre vivos, blancos puros o tonalidades de gris.

spectacular-modern-garden-ideas-on-a-budget-in-inspirational-home-designing

El jardín mediterráneo
Su influencia principal es el clima, donde se crea un paisaje árido, pero de gran belleza. La elección de materiales propios del lugar, como la piedra y una vegetación resistente a la sequía, y los cambios de temperatura durante todo el año son los verdaderos hitos del jardín. Los toques minimalistas, muros de colores claros, el agua en movimiento y las flores de colores vivos definen la representación de los jardines mediterráneos tan típicos en España, Francia y Toscana.

Mediterranean-Garden-Pics-2

Jardín árido
Muy vistos en lugares donde la escasez de agua es la característica primordial y dominante. 
Se aconseja emplear árboles como el ciprés, el pino piñonero, palmeras. En cuanto a los frutales se pueden destacar los olivos, el arce, la acacia, el olmo, el cedro, el plátano.

3bda527a410b40b35bef905e13254664




Colaboración y asesoramiento en la nota
Melisa Valeri
Paisajista
Redes sociales: Paisajista Rafaela

meliv


 

 

CAPSF

Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe
Distrito 5

Te puede interesar