Ratones gigantes en el barrio La Cañada

Locales 11 de noviembre de 2018 Por
Son ratones inmensos que asustan a los vecinos. Muchas quejas en el sector por falta de limpieza de parte de algunos vecinos.
FOTO LA OPINION RATÓN INMENSO.  Fue atrapado por un vecino de calle Córdoba, con la famosa trampera.
FOTO LA OPINION RATÓN INMENSO. Fue atrapado por un vecino de calle Córdoba, con la famosa trampera.

Para algunos habitantes del barrio La Cañada no es algo nuevo. Para otros, es un problema que está desde los orígenes de ese sector de la ciudad. Lo concreto es que ratones inmensos andan dando vueltas por el sector y preocupa a la población.
Por las noches se los puede sentir mucho más. Se movilizan por los tapiales que divide a las viviendas y aseguran los vecinos que pasan de patio en patio como si nada.
"Arrancamos con ruidos y una noche fuimos al sistema tradicional que es la vieja trampera y nos encontramos con algo que no parece un ratón, sino más bien una comadreja y un gato pequeño por el tamaño que tiene", alertó un vecino del lugar.
En tanto, demostró su preocupación por las mascotas y sobretodo por los chicos que habitan el barrio, además de la higiene lógica. "Estuve conversando con algunos vecinos que viven cerca del canal que pasa por el barrio para estar alerta y empezar a combatir entre todos, porque queremos que alguien se acerque para saber de donde vienen estos roedores", dijo.
En la foto se puede apreciar un ratón inmenso, que fue atrapado casi "sin querer", ya que esa trampera que también muestra la foto es demasiado chica para semejante roedor. Además, comentaba el propio vecino, que en las otras oportunidades, el bicho se llevó la comida de la trampa como si nada, ya el golpe de la misma no le ocasionaba nada.
Por lo que supo este Medio, agentes del Municipio local ya se pusieron en contacto con algunos vecinos para buscar una solución y tomar las medidas correspondientes, mientras tanto, los ratones siguen su camino.
"Yo hablé con algunos vecinos para saber si ellos tienen restos de escombros, pero no me quiero meter en la intimidad de cada uno. Acá los patios están comunicados, hay lotes baldíos, es un barrio que está avanzando día a día y hay varias obras en construcción. No sé de donde vienen, pero día a día vemos excrementos que se condicen al tamaño que tienen estos ratones. No son excrementos chicos", dijo el vecino nuevamente.
Según los propios ciudadanos, los roedores están en un diámetro de 200 metros, desde el inicio del entubado, por calle Fader, hasta el final del sector. "Ahora se abrieron calles, pasa mucho la Municipalidad y lo que es GUR y estaría bueno que se detengan a ver lo que está pasando, ya que estamos realmente preocupados", finalizó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar