Carta de lectores

Carta de Lectores 10 de noviembre de 2018 Por
Leer mas ...
“La generación perdida”

Sr. Director:

“La generación perdida”, algo que seguimos repitiendo como loros. Sin duda, la mayoría de los jóvenes busca divertirse y “disfrutar la edad”, pero al mismo tiempo, una gran cantidad de ellos (más que nada los que tienen entre 18 y 20 años), están constantemente preocupados por el hecho de saber qué estudiar o a qué dedicarse luego del secundario.
Pero hoy en día, la frase que se mantiene latente es: “les preocupa más la joda que ponerse a estudiar”, y la pregunta es: ¿acaso es la primera vez que existe la juventud en el planeta que para todos es tan preocupante que los jóvenes quieran divertirse? ¿Quién no fue joven alguna vez? Pero a esto ya le conozco la respuesta: “nosotros no hacíamos las cosas que hacen ahora”, “nosotros les hacíamos caso a nuestros padres”; o la más famosa: “antes eran otras épocas”. Sí, señoras y señores, el tiempo pasa y las épocas también.
Ahora bien, regresemos en una línea histórica, allá por el 470-399 años a. C, Sócrates dijo: “Nuestra juventud es mal educada. Nuestros hijos son unos verdaderos tiranos”. Es decir que la excusa de “otras épocas” no es la mejor, ¿o no?, siempre existió y va a seguir existiendo esa rivalidad y ese choque entre el mundo de los jóvenes y el de los adultos.
Previamente a esto, 720 años a. C, se destacó la frase, que se sigue repitiendo cada día, cada año y cada siglo, de Hesíodo: “yo no tengo ninguna esperanza en el futuro de nuestro país si la juventud de hoy toma mañana el poder, porque esta juventud es insoportable y desenfrenada”. Entonces, repensando aquellas repetidísimas frases y afirmaciones, ¿hubo alguna vez un fin del mundo por las decisiones de los jóvenes? Sin entrar en temas políticos y económicos, pensemos que los jóvenes de aquellas lejanas épocas fueron los que luego gobernaron y llevaron el futuro adelante y así pasó en cada rincón del mundo y fueron esas generaciones (en las que nadie confiaba, ni confía) las que promovieron el futuro.
Según datos de la UNESCO de 2014, la tasa de graduados del secundario para la Argentina era del 61%, lo que podría ser menos del esperado. Pero esto tampoco significa que la parte restante no tenga futuro, cada uno busca lograr sus objetivos a través de diferentes caminos, y no merecen ser juzgados. Así como se les dice perdidos, también se les dice vagos, holgazanes… “¿qué sería de ellos sin los padres?”, se repite a cada rato. Como si fuera la primera generación que se podría equivocar, que necesita ser guiada y acompañada, así como también, incentivada.
Entonces y por estos motivos, voy a proponer una frase que he leído en estos días, y que por lo menos a mí me hizo reflexionar, y se trata de: “¿cómo se puede motivar a las futuras generaciones si las llaman “perdidas”?”
El futuro existe, y somos los jóvenes. Y si los adultos quieren utilizar sus logros para decirnos algo, háganlo; motivándonos, diciéndonos que equivocarse no está mal, que divertirse no está mal. Pero no nos expongan solo para decirnos, “a esto no van a llegar”. 
Nadie está perdido, todos fueron jóvenes alguna vez y a nadie le habría gustado si les hubieran dicho: “no vas a llegar a nada”. 

Yamila Guzmán
D.N.I: 42.700.521
Alumna de 5º año 3ª división de la EESO Nº 428 “L.R. de Barreiro”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar