Editorial

La Palabra 10 de noviembre de 2018 Por
Detrás de la escena

Cada tanto nos informamos de lugares que hasta ahora no estaban a la vista de la población. Son sitios que permanecieron dormidos debajo de la exuberante vegetación, u ocultos por las intrincadas formas de la geografía. Como si fuera desde bambalinas, los profesionales que investigan estos temas, que es el caso de nuestro entrevistado de hoy, demuestran con su paciencia, pero perseverantes, ir descubriendo nuevos paisajes que van desentrañando los enigmas de la civilización originaria. Darlos a conocer, es iluminarlos. Y poder llegar allí, para nosotros, es tomar conciencia del propio pasado.

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar