48 Años de la consagración de Carlos Monzón

Deportes 07 de noviembre de 2018 Por
El 7 de noviembre de 1970 en el Palazzo Dello Sport de Roma, el boxeador santafesino Carlos Monzón (nacido en San Javier) derrotó al italiano Nino Benvenuti, y obtuvo el título mundial de la categoría mediano. Recordalo en un video.
Monzon
IMAGEN ARCHIVO - PRESENTACION. Una de las imágenes que anunciaron la pelea, celebrada hace 48 años en Roma. Italia.

Pasaron 48 años de aquella jornada que con el transcurrir del tiempo marcó un hito en la vida de Carlos Monzón, por entonces campeón argentino y sudamericano de los pesos mediano en el boxeo profesional de Argentina y Sudamérica.

El pupilo del maestro Amílcar Oreste Brusa sacó un "escopetazo" de su derecha que impactó en el rostro de un ya vapuleado Giovanni Benvenutti, y puso punto final a una lucha que sin dudas conmovió al país en general.

La imagen de la televisión sobre el desenlace de la contienda, seguramente permanece en la retina y el recuerdo de muchos, a lo largo y ancho del Planeta.

FECHA INOLVIDABLE

El sábado 7 de noviembre de 1970 no resulta una fecha más para muchos (incluido el autor de esta nota, amigo y colaborador de Monzón cuando se dedicó  a entrenar boxeadores, teniendo entre sus pupilos al rafaelino Néstor "Tito" Giovannini) sobre todo para quienes gustan del boxeo.

Unas 20 mil personas se dieron cita al Palazzo Dello Sport de Roma, y tuvieron la suerte de apreciar, en vivo y en directo,  una definición categórica por parte del santafesino que había llegado a la confrontación sin ser favorito.

Fue en el round 12 de una pelea pactada a 15.

LA DEFINICIÓN

Palabra más o menos, estuvo ligada a una izquierda arriba y una derecha cruzada que obligaron al retroceso del por entonces campeón ecuménico, que buscó refugio en una esquina del encordado.

Así las cosas, Carlos Monzón envió el derechazo a fondo y el guante impactó, con violencia, a un costado del rostro del italiano que se fue al piso, y de rodillas, con la mandíbula apoyada en el piso del cuadrilátero, escuchó la cuenta del árbitro que ofició como tercer hombre en el cuadrado.

Nino Benvenutti intentó una reacción cuando la cuenta llegaba al fin, y volvió a caer. El fuera de acción llegó y desató el festejo de Monzón, su cuerpo técnico, y millones de personas.

Por entonces se escribió el primer capítulo de una historia del boxeo argentino, que sin dudas será difícil de igualar.

R.A.A.

Te puede interesar