Agroquímicos: "tenemos que tener una mirada a futuro"

Locales 28 de octubre de 2018 Por
Javier Souza Casadinho, docente de la UBA, denuncia que en la Argentina, durante los últimos 24 años, el empleo de agroquímicos pasó de 30 millones a 400 millones de litros.
Ver galería EXTENSO DEBATE. La palabra de un destacado profesional, que da clases en la Universidad de Buenos Aires.   SOUZA CASADINHO
1 / 2 - EXTENSO DEBATE. La palabra de un destacado profesional, que da clases en la Universidad de Buenos Aires. SOUZA CASADINHO

En nuestra ciudad el tema "agroquímicos" despierta mucha polémica en la ciudad. Hace algunas semanas el proyecto presentado por el concejal Silvio Bonafede, que volvió a comisión, establece la prohibición de la aplicación a través de cualquiera de sus formas sean estas terrestres y/o aéreas de productos fitosanitarios. Clase toxicológica IA y IB (banda roja) en toda la jurisdicción de Rafaela.
Javier Souza Casadinho es Ingeniero Agrónomo, docente en la Facultad de Agronomía (UBA) y presidente de Red de Acción en Plaguicidas de América latina (Rapal). El docente denuncia que en la Argentina, durante los últimos 24 años, el empleo de agroquímicos pasó de 30 millones a 400 millones de litros. Y si bien no desconoce las problemáticas que se suscitan con la utilización de estos productos, habló de manera "ajena" a lo que está pasando en nuestra ciudad. 
El docente hace 30 años que trabaja con la problemática del plaguicida en todos los niveles, y destacó que "los límites en la Argentina son muy laxos, y la legislación que tenemos es muy permisiva y el control es muy bajo. Desde los productos que se están usando, las recetas agronómicos que no se utilizan, el control en las aplicaciones y es por es que hoy tenemos estas dificultades. Hay productos que son para el trigo exclusivamente y lo encontramos en hortalizas, encontramos productos prohibidos que vienen de Brasil y Paraguay, sobretodo en Misiones y en Corrientes, cómo así también aplicaciones fuera de los días permitidos. En líneas generales no hay demasiado control", explicó en primera instancia.  
En tanto, exclamó que "la gran duda que tenemos acá es como compatibilizamos la producción de elementos con la salud de las personas, como compatibilizamos una actividad lícita como la agricultura con la aplicación de la tecnología, tenemos mucha evidencia de estudios científicos que vienen haciéndose hace 50 años que muestran que los plaguicidas como lo llaman tienen un gran impacto en la salud, a corto plazo o efecto agudo y mucha información de estudios, de ensayos de laboratorio , de cómo los pesticidas pueden afectar la salud de las personas a nivel crónico ósea de las 72 horas de la exposición a 20 años en relación de aparición de mal de Parkinson, los efectos crónicos pueden tardar varios años en aparecer, puede ser que los síntomas no afecten a una generación pero que si aparezcan en otra, hace 30 años se decía que no había nada de información, hoy tenemos mucha información y organizaciones" explicó en primera instancia.
Además dijo que "darnos cuentas que los plaguicidas son un insumo, que se extendió el uso en argentina en los últimos 25 años, los insectos se han hechos resistentes igual que las plantas silvestres", sostuvo en Radio ADN, FM 97.9 de nuestra ciudad, y destacó que "no son cuestiones técnicas solamente si no también política, podemos poner una barrera pondríamos la máxima barrera con respecto a los plaguicidas, los plaguicidas derivan y viajan por el aire, tienen efectos saltamontes donde pasan del estado solido al gaseoso, poner una barrera es tecnológico y también político, la otra cuestión es darnos cuenta que en los alimentos, en el mismo suelo, en el agua, van quedando restos de estos plaguicidas", sostuvo.

A LARGO PLAZO
En la semana, vecinos de Castellanos, lindante a San Antonio, visitaron LA OPINION denunciando que sufrieron junto a su familia las consecuencias de que algún productor fumigara con agrotóxicos. Y los casos aparecen, uno detrás de otros. Sobre esto, el docente de Buenos Aires expresó que "yo creo que tenemos que tener una mirada a futuro, es bueno poner barrera y si es la máxima que podamos mejor pero atendamos que por el aire o agua pueden viajar estos plaguicidas, la semana pasada en el SENASA se determino la prohibición de 5 plaguicidas de mucha utilización, vamos generando pautas para hacer un manejo de plantas silvestres que incluya otra estrategia, vamos a generar más diversidad biológica, lo primero es reconocer el problema y segundo dejar de utilizar los plaguicidas, caemos en un circulo vicioso, tenemos que ir pautando estrategias de manejo en insectos y plantas, hay un acuerdo que se llama estrategia internacional para manejo de sustancias químicas donde los países discuten, en estados unidos, África no solo en Argentina", remarcó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar