Propuestas para desarrollar la agroecología en la ciudad

Locales 14 de octubre de 2018 Por
Leer mas ...
DETALLE./ El mapa muestra la zona de resguardo, los campos "afectados" y los tamaños de los mismos.
DETALLE./ El mapa muestra la zona de resguardo, los campos "afectados" y los tamaños de los mismos.

El pasado 10 de agosto, el Instituto para el Desarrollo Sustentable de Rafaela (IDSR) entregó a los concejales un extenso informe denominado "informe oportunidades para el desarrollo productivo agroecológico y de generación de resiliencia sistémica en el área periurbana de la ciudad de Rafaela". Allí se mencionaban alternativas para la producción en las más de 700 hectáreas (en manos de más de 60 productores) en donde hoy no se pueden utilizar agroquímicos. En la nota en donde se elevaba el informe, el IDSR (conducido por María Paz Caruso) esperaba que "pueda ser de utilidad para enriquecer el debate que se está dando de la normativa de Zona de Resguardo Ambiental". ¿Lo habrán leído los concejales luego del fracaso -por segunda vez en 6 años- de un debate abierto y sincero sobre el tema? Por lo pronto, nunca fue mencionado en las reuniones de comisión y solo un puñado de ediles participaron de la presentación pública que se dio el 8 de junio.  
Pero ¿qué es la agroecología? Una producción que aprovecha los procesos naturales de las interacciones entre organismos vivos que se producen en el campo con el fin de reducir el uso de insumos externos y mejorar la eficiencia biológica de los sistemas de cultivo. Para lograr esto es imprescindible el aumento de la biodiversidad funcional en los sistemas agrícolas. Y eso lleva tiempo. 
Y pese a lo que uno podría suponer, el margen bruto de ganancias es positivo, dado que es probable que se produzca menos que de la forma tradicional, los costos son sumamente inferiores (hasta tres veces menos). 

EL AREA PERIURBANA LOCAL
En el informe se dice que "la superficie afectada por la zona de resguardo ambiental de Rafaela, Santa Fe, son 760 hectáreas (...)  más del 6% del total del área rural del municipio". Durante la realización visitaron dos veces toda la zona, recorriendo los casi 38 km del límite urbano, para identificar las actividades productivas que se están implementando los productores. Allí se realizan actividades industriales, cultivo de alfalfa, moha y sorgo forrajero. En los lugares en donde no había producción, "se observó una gran cantidad de residuos".
"En la zona de resguardo ambiental que abarca 760 hectáreas, se encuentran un total de 62 propietarios", detalla el informe y agrega que de ese total alcanzado por la zona de resguardo ambiental, que concluye que los campos "de menor tamaño son afectadas en mayor proporción".

ALTERNATIVAS
El informe incluye 5 alternativas productivas para implementarse en la zona de resguardo ambiental. Cada propuesta fue realizada con un especialista. La propuesta hortícola fue realizada con el apoyo técnico de Ingeniero Agrónomo Matias Olivieri, especialista en huertas agroecológicas. La propuesta ganadera, fue realizad con el apoyo técnico del Ingeniero Agrónomo Carlos Fernández Ridano, especialista en Pastoreo Racional Voisin. La propuesta agrícola fue realizada con el apoyo técnico de Ingeniero Agrónomo Jorge Frana, especialista en Manejo Integral de Plagas. Por último la propuesta forestal fue realizada con la asistencia técnica del Ingeniero Agrónomo Carlos Anaya, Arborista Certificado por la International Society of Arboriculture".
En cuanto a la primera, se propone una "huerta agroecológica" de 5 hectáreas con 4 personas trabajando. Se estima una productividad promedio por m2 de 2 kg. Se determina la infraestructura y maquinaria necesaria, con una inversión de unos $400.000. Las especies a plantar "dependerán de la demanda que haya en la zona y para cada caso habrá que considerar la densidad de plantación correspondientes (distancia entre hileras y entre plantas)"
La propuesta ganadera implica un "Pastoreo Racional", es decir, "una técnica de manejo de los pastos, la cual se basa en la armonización de los principios de la fisiología vegetal con las necesidades cuantitativas y cualitativas de los animales; con el mejoramiento creciente del suelo, por procesos bióticos, bajo la intervención y dirección del hombre". En todos los casos, la rentabilidad es positiva
En cuanto a la alternativa agrícola, se podría cosechar "Alfalfa con manejo ecológico de plagas", el cultivo de mayor presencia en la zona de resguardo. El mayor problema que tiene es como la ataca la isoca, estimando un 20% de pérdidas por ello y desconociendo el manejo de plagas, sin uso de fitosanitarios. Utilizando unas avispas, se lograría el objetivo.
En cuanto al corredor forestal y de biodiversidad, implica la "formación de una cortina forestal" en los alrededores de la ciudad". "La franja de amortiguación de 35 km de largo por 200 metros de ancho representa una superficie de 700 has; si consideramos una franja forestada de 100 m de ancho, el corredor biológico alcanzaría una superficie de 350 has en las que con especies nativas se podría recrear la ecorregión del Espinal", detallan .Se podrían plantar tusca, curupí, espinillo, aromo negro - espinillo negro, garabato, sombra de toro, quebracho blanco, mamón del monte, tala, ceibo, chañar, guayabo del monte, cina-cina, ñandubay, algarrobo blanco, algarrobo negro, ombú, sauce criollo y molle. 

RECOMENDACIONES FINALES
Sobre el final, aparecen algunos datos interesantes. Se recuerda que hoy la Municipalidad necesita de alimentos para el bolsón alimentario “Suplemento Alimentario Familiar” y para el Comedor Municipal San Agustín, que incluye la distribución de 2.600 raciones diarias de alimentos.Los alimentos podrían salir de lo que se produzca en la zona de resguardo. 
También se sugiere "trabajar desde la promoción municipal en la generación de instancias de oferta y demanda de productos agroecológicos del tipo Feria del Productor al Consumidor (http://www.sabelatierra.com/)".
"La propuesta precedente podría complementarse con la generación participativa de una certificación oficial de productos hortícolas agroecológicos" como pasa en Uruguay. También toma la recomendación del Ing. Eduardo Cerdá de que "el Municipio de Rafaela evalúe la posibilidad de sumarse a la RENAMA (Red Nacional de Municipios y Comunidades que fomentan la Agroecología) y generar grupos de productores interesados en incursionar en experiencias de transición hacia la producción agroecológica".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar