Profundizan controles en sector cerealero

SUPLEMENTO RURAL 11 de octubre de 2018 Por
Leer mas ...

La Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario realizó inspecciones integrales en establecimientos de Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, donde se detectaron irregularidades que condujeron a la inhabilitación de varias firmas.
Así las inspecciones integrales en tres provincias derivaron en sanciones y retuvieron más de 2.200 toneladas de granos y subproductos.
 En Cañada de Gómez, Santa Fe, fueron puestas bajo interdicción 480 toneladas de maíz en un molino que no poseía ninguna documentación de respaldo de la mercadería mencionada. 
En la localidad cordobesa de Hernando una importante empresa agropecuaria oficiaba de usuario de Industria, sin contar con el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA), por lo que se inhabilitó a la firma a seguir realizando esa operatoria hasta obtener la matrícula.  Además se retuvieron más de 310 toneladas de maní en caja y de 200 toneladas de legumbres acopiadas en depósitos transitorios no declarados. La irregularidad se detectó al inspeccionar una manicera que le prestaba servicio. 
En la provincia de Entre Ríos, en la localidad de Alcaraz, se inspeccionó una planta cerealera que realizaba la actividad de industrial aceitero y de procesador de semillas sin matrícula de RUCA ni del Instituto Nacional de Semillas (INASE). Se suspendió la titularidad de más de 1.200 toneladas de soja por esa situación y asimismo fue constatado que no declaraban la mercadería acopiada en depósito transitorio. 
En otra firma de la misma provincia, en la localidad de Viale, se inspeccionaron las tres plantas de una empresa dedicada a la compra-venta de cereales y a la producción de semillas. Los inspectores pudieron detectar más de 20 operaciones de entrada y salida de granos en las que se usaba un mismo formulario de Carta de Porte, por lo que se labró un expediente que será remitido a la AFIP. 
Por otra parte, se encontró un faltante de 2.000 toneladas de trigo alojados en silo bolsa, por lo que se intimó a la firma a aclarar la situación a la brevedad. En Bovril, fueron inspeccionadas las tres plantas de una cerealera, se constataron serias inconsistencias entre las Declaraciones Juradas (DDJJ) de movimientos de granos y los registros sistémicos de AFIP, y fue intimada a regularizar la situación a la brevedad bajo apercibimiento de la suspensión de la matrícula.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar