Caso Rodríguez: fiscal imputada por "pinchar" un teléfono

Policiales 06 de octubre de 2018 Por
Se trata de María Laura Martí, quien junto a su colega Roberto Apullán (que ayer no se presentó a la audiencia), fue imputada por escuchas ilegales a Maximiliano Pullaro, ministro de Seguridad de la Provincia, en un caso donde el comisario mayor Adrián Rodríguez (exjefe de la Policía del departamento Castellanos), fue detenido y horas después liberado ante una decisión emanada del fiscal general de la Provincia.
Marí María Laura
- MARIA LAURA MARTI. Fue imputada por abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsificación ideológica de documento público.

La víspera, María Laura Martí fue imputada hoy por haber "pinchado" en forma ilegal el teléfono del ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, con la excusa de estar llevando adelante una investigación sobre supuestas irregularidades en el manejo en los servicios adicionales de la Policía, instancia en la cual se mencionó al comisario mayor Adrián Rodríguez, por entonces titular de la Unidad Regional V de Policía con sede en Rafaela, y ámbito jurisdiccional en todo el departamento Castellanos.

VARIOS DELITOS

De acuerdo a La Capital, Martí fue imputada por los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsificación ideológica de documento público, tres de los delitos por los que pedían que fuera investigada por sus colegas Rosario Juliana González y Gustavo Ponce Asahad, de la ciudad de Rosario.

APULLAN NO SE PRESENTO

Se memora que a la audiencia imputativa celebrada ayer también debía comparecer el fiscal Roberto Apullán, pero no se presentó.

TIEMPO DE MEMORIA

Martí y Apullán el año pasado fueron indagados tras la difusión de escuchas que involucraban a Maximiliano Pullaro (ministro de Seguridad de la Provincia), en el contexto de una investigación por una presunta defraudación al Estado.

En ese contexto se intervino el teléfono oficial del titular de la cartera de Seguridad bajo la autorización del juez Nicolás Falkenberg, quien aseguró que "fue engañado en su buena fe".

Así las cosas, el fiscal Apullán ordenó que el exjefe de la UR V de Policía sea detenido el 9 de octubre de 2017, y trasladado a Santa Fe para imputarlo por cohecho.

Sin embargo, un día después fue liberado por orden de Carlos Arietti, fiscal Regional, quien le ordenó a Apullán que siga el proceso en libertad.

UNA CONSECUENCIA

Dicha situación, entre otras cosas provocó que Adrián Rodríguez sea excluido de una lista de policías que mediante concurso (obtuvo el segundo lugar, detrás del actual jefe de la Policía de la Provincia), obtuvieron la posibilidad de ascender a la máxima jerarquía en la Policía provincial, tal el caso de comisario general, hasta tanto se compruebe si no tiene  participación en lo imputado por los fiscales Apullán y Martí.

Apullan - MartíCaso Adrián Rodríguez: imputarán a dos fiscales

Te puede interesar