Audi Q8, un SUV nacido para impresionar

Automotores 11 de septiembre de 2018 Por
Leer mas ...
IMPONENTE. Mide casi cinco metros de largo y cuesta desde 84.840 euros.
IMPONENTE. Mide casi cinco metros de largo y cuesta desde 84.840 euros.
La cúspide de la gama Q de Audi la ocupa a partir de ahora el Q8. Es un emocionante y dinámico SUV del segmento superior con unas líneas musculosas y deportivas, un espacioso concepto dimensional, un moderno sistema operacional, nuevas tecnologías de suspensión, dispositivos inteligentes de asistencia a la conducción y motores electrificados potentes pero eficientes gracias a la hibridación suave (Mild-Hybrid).
Sus majestuosas dimensiones (4,98 m de largo, 1,99 de ancho y 1,70 de alto) describen un SUV portentoso, de aspecto fornido, que incluso en parado sugiere agilidad y velocidad gracias una línea de techo estilo cupé, puertas sin marcos y un voladizo trasero compacto. Es 38 mm más bajo que el Q7 -su hermano “funcional”-, también es 66 mm más corto y 27 mm más ancho, y luce un frontal distintivo, una elevada altura al suelo de 25 cm con suspensión adaptativa, tracción total permanente quattro y grandes llantas de 22” que dibujan unas formas hercúleas que le imprimen fuerza y prestigio.
El Q8 es una nueva representación del lenguaje de diseño progresivo de Audi implementado por primera vez en el A8 y que tendrá continuidad en sucesivos lanzamientos de la marca, como el nuevo Q3 y otros. Fuertes contornos, estilo diferenciador, parrilla octogonal Singleframe de seis lamas cromadas con un amplio marco, y grandes tomas de aire son los elementos que perfilan la nueva estética elegida por la marca de los cuatro aros. Por su parte, la firma tridimensional, tanto de las luces diurnas como de los grupos ópticos traseros, conectados por una tira de luz, enfatizan su carácter digital.
Con una batalla de 2.995 mm, el Audi Q8 mejora casi todos los registros de habitabilidad de sus rivales (espacio longitudinal, anchura de los codos, altura libre al techo y espacio para las piernas en la parte trasera) para dar cabida cómodamente a cinco ocupantes. La segunda fila puede contar con tres asientos de serie y regulación longitudinal de la banqueta, que se puede desplazar hasta en 10 cm.
Su maletero ofrece un volumen de 605 litros, que se convierten en 1.755 al abatir la segunda fila de asientos. Dos bolsas de golf caben perfectamente en sentido transversal. El portón es de accionamiento eléctrico de serie; y en opción está disponible la apertura con control gestual con un movimiento del pie y la bandeja eléctrica que se retrae automáticamente cuando se abre o cierra el maletero.
En el interior, la armonía y la simplicidad son las nuevas características premium de su diseño. Lo sencillo se impone a lo complejo gracias a la precisión digital resumida en símbolos simples y fáciles de entender con confirmación de pulsación mediante respuesta háptica. La pantalla superior del MMI touch response, de 10,1 pulgadas, es el elemento central para controlar los sistemas de infotainmenty navegación, y la inferior de 8,6” sirve para manejar las funciones de climatización, confort, y entrada de textos. La instrumentación completamente digital del Audi virtual cockpit -de serie- con pantalla de 12,3” muestra toda la información de los parámetros del vehículo, mientras que el head-up display, opcional, proyecta los datos más relevantes en el parabrisas.
Inicialmente, el SUV cupé de Audi se lanza en el mercado europeo con la variante Q8 50 TDI, dotada de un potente motor 3.0 TDI que entrega una potencia de 286 CV y desarrolla un par máximo de 600 Nm para acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 245 km/h. Equipará un rápido y suave cambio tiptronic de ocho velocidades que gestionará la potencia a la tracción integral quattro. Dos versiones adicionales se añadirán a la gama el próximo año: el Q8 45 TDI, con un V6 diésel 231 CV, y el Q8 55 TFSI, con un gasolina 3.0 de 340 CV.
Todos los motores contarán con tecnología Mild-Hybrid (MHEV). El sistema eléctrico principal de 48 voltios incorpora una batería de iones de litio y un alternador BAS, así, durante la frenada, puede recuperar y almacenar hasta 12 kW de energía. Además, permite largas fases de circulación en modo de marcha por inercia con el motor desactivado, y facilita que el sistema start-stop entre en funcionamiento a 22 km/h. En conducción real, esto reduce el consumo hasta en 0,7 l/100 km. El precio de la versión de acceso del nuevo Audi Q8 es de 84.840 euros.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar