Incertidumbre por la coyuntura nacional

Notas de Opinión 09 de septiembre de 2018 Por
Leer mas ...

"Hay que aprender a enfrentar la incertidumbre puesto que vivimos una época cambiante donde los valores son ambivalentes, donde todo está ligado" (Edgar Morín).
A decir verdad, la Argentina se encuentra atravesada por otra grave crisis política, económica y social, con un final abierto, lo que genera incertidumbre en la población sobre el futuro a corto y mediano plazos.
¿Qué grupo político se puede ufanar de tener las soluciones de fondo a los problemas: espiral inflacionaria, déficit fiscal, desocupación, inseguridad, infraestructura (autopistas, ferrocarriles, dragado de ríos)?
Pasaron más de dos años y medio, y el actual Gobierno no le encuentra la vuelta para salir de la encrucijada económica, sumado a las promesas incumplidas en la campaña electoral de lograr la "pobreza cero" y la medida de disminuir las retenciones fue ahora cambiada porque ahora volvieron a implantarse de "manera transitoria", lo que generará más recesión, pero lamentablemente cada nuevo tributo se incorpora a la pesada carga tributaria, como fue el impuesto al cheque durante la época del ministro Cavallo...
¿Cuál es el impacto económico que genera la reducción de la mitad de los ministerios? ¿Los ministros devenidos en secretarios tendrán una reducción de sus abultadas dietas? ¿Por qué en diciembre de 2015 no se hizo un organigrama con menor cantidad de ministerios y funcionarios?
Para atacar el déficit fiscal hay que gastar menos o en su defecto generar mayores ingresos en el Estado (nacional, provincias y municipios). ¿No será el momento de eliminar los excesivos privilegios que tienen los legisladores nacionales, provinciales y municipales mientras la gente de a pie tiene que "remar" para llegar a fin de mes? ¿Por qué no se metió mano en la renta financiera y aplicar Ganancias a los jueces federales y ministros de la Corte?
El macrismo creyó que no hacía falta negociar con sus socios de Cambiemos y menos aún con la oposición, especialmente el peronismo. ¿No será el momento de una convocatoria nacional con los principales actores sociales para consensuar políticas de Estado que apunten al bien común?
Al mismo tiempo, no se puede soslayar la escandalosa corrupción generada por el kirchnerismo durante 12 años, que no solamente emerge con los "cuadernos" de Centeno y la complicidad de empresarios sino que se suman al lavado de dinero, los bolsos revoleados por López, las obras no realizadas y cobradas, totalizando miles de millones de dólares que no están en el sistema ni tampoco en obras públicas. Increíblemente, todavía hay militantes y dirigentes que tienen anteojeras y ponen la "mano en el fuego" por Cristina y los ex funcionarios denunciados y presos que se encuentran en proceso judicial. 
En medio de la grave crisis de la Argentina de 2001, los obispos elaboraron la "Oración por la patria", que vuelve a tener vigencia: "Nos sentimos heridos y agobiados. Precisamos tu alivio y fortaleza. Queremos ser nación, una nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común. Danos la valentía de la libertad de los hijos de Dios para amar a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres y perdonando a los que nos ofenden, aborreciendo el odio y construyendo la paz. Concédenos la sabiduría del diálogo y la alegría de la esperanza que no defrauda. Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor, cercanos a María, que desde Luján nos dice: ¡Argentina! ¡canta y camina! Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos."

Te puede interesar