Transporte: sin aportes provinciales a la quita de subsidios de la Nación

Locales 09 de septiembre de 2018 Por
"Son gastos que no están previstos y que no son responsabilidad de la provincia. No disponemos de los recursos para hacer esa inversión", advirtió el Gobernador. Los minibuses recibían $25 millones anuales de subsidio desde la Nación. Ahora, lo deberán aportar los rafaelinos. Desde mediados de julio, está fijado un incremento del boleto del 15%, pasando de $10 a $11.50. Pero nunca llegó la ordenanza al Concejo, para ratificar el aumento. Ahora, sin subsidio, ¿llega a $30?

Por Adrián Gerbaudo (Redacción LA OPINION).- En menos de una semana, el transporte urbano de pasajeros de la ciudad, recibió un durísimo golpe, el cual será difícil de asimilar. Primero, la oficialización por parte del Presidente Mauricio Macri, de un rumor: la decisión de dar de baja los subsidios nacionales que aportaba al transporte. Y ayer, el Gobernador Miguel Lifschitz confirmó en Rosario que la Provincia no aportará dinero para compensar esa pérdida. 
 "Son gastos que no están previstos, que no están presupuestados y que no son responsabilidad de la provincia, salvo lo que se refiere al transporte interurbano", advirtió el gobernador Miguel Lifschitz de acuerdo a lo publicado en el diario La Capital. "Lo vamos a conversar con el municipio (de Rosario), pero no es una solución fácil, porque no disponemos de los recursos necesarios para cubrir semejante inversión", agregó.
"En principio -siguió- es responsabilidad de los municipios y desde hace casi 18 años el transporte tiene aportes del Estado nacional a través de los subsidios para morigerar el costo del boleto para los sectores populares. Este gobierno ha decidido retacear ese aporte.
Ante la insistencia sobre la posibilidad de algún desembolso para evitar el impacto sobre el bolsillo de los pasajeros, el mandatario sostuvo: "No lo tenemos previsto, porque junto con eso estamos hablando del incentivo docente que se va a congelar y la tarifa social eléctrica que beneficiaba a casi 200 mil familias en Santa Fe".
Para Lifschitz, "el esfuerzo que se le está pidiendo a las provincias es desmesurado en relación a nuestra posibilidades. Todo está en el terreno de las hipótesis, habrá que ver la propuesta final del gobierno y que ocurre en el Parlamento".

EN RAFAELA
Ayer, LA OPINION se anticipó a lo que podría pasar. El viernes, en el Municipio rafaelino estimaban que si se dejan de recibir unos 25 millones de pesos anuales (el subsidio que se recibía por un gasoil a un valor diferenciado), el precio del boleto debería costar entre 25 y 30 pesos para garantizar la sustentabilidad del sistema. Igual, admitían que era necesario esperar hasta que llegaran las definiciones. Ayer, el Gobernador, las dio. 
Recordemos que a finales del año pasado, el Concejo Municipal de Rafaela aprobó un incremento de la Tarjeta Electrónica de Pasajeros, pasando de 5 a 10 pesos el boleto general y de 3 a 6 pesos para jubilados y pensionados, y que los futuros aumentos serían a través de una fórmula polinómica (60% correspondiente a la paritaria municipal, 15% a la suba de los combustibles y 25% correspondiente a los valores de reparaciones y repuestos) a "referéndum" del Concejo. El artículo 3º de la ordenanza Nº 4.918 dice que la actualización será semestral. Es decir, en diciembre debería haber otro aumento. 
El decreto N° 47.517, del 13 de julio, que lleva la firma de la Secretaria de Hacienda, Marcela Basano, del Secretario de Servicios y Espacios Públicos del Municipio, Daniel Ricotti, y del Intendente Luis Castellano, fijaba en su artículo 1º el precio del boleto del Transporte Urbano Municipal de Pasajeros, en $ 11.50, para jubilados y pensionados en $ 7,00 y la adquisición de la tarjeta electrónica o su reemplazo, en $34. Es decir, un 15% de aumento. LA OPINION había anticipado un día antes el monto del incremento. Este decreto nunca subió al Concejo Municipal para su refrendo, motivo por el cual, el valor sigue en $10. 
Aún con el subsidio nacional, todo hacía suponer que el incremento del valor del boleto en diciembre iba a ser muy elevado, dado los componentes de la fórmula polinómica. Es que en lo que respecta a la pauta salarial, debía computarse un 8% de agosto y las actualizaciones correspondientes a la inflación hasta noviembre. Buena parte de los repuestos son importados o atados al valor del petróleo, lo que impactan en la variaciones de precios. Ni hablar del combustible, por las continuas subas desde abril. Pero, ahora, sin el subsidio de la Nación, el valor queda sumido en un mar de incertidumbre. 


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar