"Se fue una persona que dio su vida por lo que amaba"

Deportes 04 de septiembre de 2018 Por
Así lo expresó el intendente Luis Castellano en la despedida de los restos de Ero Borgogno en el autódromo.
Ver galería FOTO J. BARRERA INGRESO./ El cortejo fúnebre arribando al autódromo "Ciudad de Rafaela".  SEMBLANZA./ El intendente durante sus palabras junto al féretro.
1 / 2 - FOTO J. BARRERA INGRESO./ El cortejo fúnebre arribando al autódromo "Ciudad de Rafaela". SEMBLANZA./ El intendente durante sus palabras junto al féretro.
En la tarde de ayer los restos de Ero Borgogno fueron trasladados al autódromo "Ciudad de Rafaela", su casa, su hogar. Allí se realizó un oficio religioso ante la ermita de la Virgen de los Deportistas. La obra impulsada por el propio Ero y que fuera inaugurada el 8 de diciembre de 2012.
Luego de la llegada del numeroso cortejo, en una emotiva ceremonia junto a sus seres queridos, se dieron cita representantes del municipio encabezados por el propio intendente Luis Castellano. Sumando a las emotivas palabras de Ricardo Borgogno y de Daniel Ricotti, el titular del Ejecutivo local expresó que "con Ero se fue uno de los íconos institucionales más importantes de la historia del automovilismo de la ciudad. Se fue una persona que dio su vida por lo que amaba, que es el automovilismo, el autódromo, el Club y la ciudad también".
Señaló posteriormente que "también hay que hacer un reconocimiento a su familia porque lo contuvo, lo ayudó y esos vacíos que muchas veces dejaba en sus seres queridos para dedicarse a esto, se lo tenemos que agradecer tanto a él como a su familia. Porque nada puede hacerse solo, y tengo la suerte de conocerla, son personas de bien que aman Rafaela, el deporte, el club y han permitido que Rafaela y el automovilismo con Ero a la cabeza pueda ocupar el lugar que ocupa hoy".
Haciendo hincapié en los valores, puntualizó que "se ha ido un dirigente de bien, honesto, transparente, trabajador, con valores que son fundamentales para construir una comunidad sana y que empuje. Valores que personalmente comparto, también en lo dirigencial. Como dijo Daniel Ricotti en el momento de la despedida, Ero fue un dirigente que nunca se olvidó de los que estuvieron antes de él y con los que compartió tareas".
En el tramo final, recordó una vez más su pasión. "Murió haciendo lo que más le gusta, trabajando por el automovilismo. En Buenos Aires haciendo gestiones por la carrera de los cien años, no pudo llegar, como dijo su hijo Ricardo se quedó en la última vuelta. Pero igual seguramente va a estar, porque el legado institucional que deja, como persona y dirigente es tan importante, que todos los que venimos atrás trabajando lo tomamos como referente. Toda la Subcomisión de automovilismo del Club Atlético lo va a tomar de esa manera y los obliga, y nos obliga, a todos a potenciarnos para poder llegar a estar a la altura de las circunstancias aunque él no esté".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar