El corazón de las mujeres

Editorial 03 de septiembre de 2018 Por
Entre 2005 y 2015, la mortalidad de mujeres por infarto de miocardio aumentó más del doble que en los hombres.
La Federación Argentina de Cardiología difundió recientemente un informe con un título tan inquietante como alarmante en el marco del Día Nacional de Concientización de la Salud Cardiovascular en la Mujer, que se cumplió el pasado 26 de agosto. "Alerta roja: Cada 11 minutos muere una mujer por enfermedad cardiovascular" advierte sobre la gravedad del asunto y la falta de concientización sobre la problemática. Porque, considera, la percepción de la misma no es correcta. Sostiene que a pesar de que la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte entre las mujeres y un tercio de ellas fallece como consecuencia de esta, persiste la idea equivocada de que es un problema sólo de los hombres. Al respecto, puntualiza que los factores de riesgo son los mismos, pero algunos, como el estrés, las afectan más.
Ante este panorama preocupante, la Federación Argentina de Cardiología lleva adelante una serie de acciones de prevención y concientización a diferentes niveles, ahora en el marco de una campaña internacional que identifica a esta lucha con el símbolo del vestido rojo.
El documento afirma que la enfermedad cardiovascular es un problema no sólo de los varones; pero aunque una de cada tres mujeres fallece por esa causa y el aumento de muertes anuales por infarto en 10 años en la Argentina duplicó a la de ellos, culturalmente persiste la tendencia a actuar como si el tema no las afectara. A los factores de riesgo comunes a ambos sexos, como pueden ser diabetes, hipertensión arterial, obesidad o sobrepeso, dislipidemia (exceso de colesterol y de triglicéridos), sedentarismo, tabaquismo, depresión, y el estrés, que en general afecta más a su corazón, se agregan otros factores de riesgo específicos: el embarazo pretérmino, hipertensión y diabetes gestacionales, la menarca y la menopausia, además de los tratamientos oncológicos y enfermedades autoinmunes, que también elevan el riesgo cardíaco.
La Federación Argentina de Cardiología impulsa una gran campaña nacional “Mujeres en Rojo Argentina” (adhesión a la iniciativa internacional “Mujeres en Rojo” –Go Red For Women– liderada por la American Heart Association), que incluye charlas a la comunidad y otras actividades públicas, difusión de información útil y comunicación interactiva a través de internet y redes sociales. Esta campaña invita a sumarse a esta lucha identificándose con el vestido rojo o cualquier otra prenda de este color y en Argentina impulsa también el tratamiento de una ley nacional para que esta fecha de concientización sea establecida oficialmente (el proyecto ya tiene media sanción en Diputados).
El programa internacional Go Red For Women, al que están suscriptas asociaciones médicas de 46 países incluye investigación conjunta, desarrollo de materiales de comunicación para la población y entrenamiento para profesionales en torno de este tema, más un distintivo común que identifica a las entidades que alrededor del mundo luchan por la prevención de las enfermedades cardiovasculares en la mujer, y que será el ícono de la campaña de la entidad de este año: el vestido rojo.
Las directoras de esta campaña, la Dra. Mildren del Sueldo (M.N. N° 19.060 – M.P. Córdoba N° 5.866) y la Dra. Narcisa Gutierrez (M.P. Nº 2293), expresaron que en Estados Unidos, Canadá y muchos países de Europa el vestido rojo ya está plenamente identificado con una alerta roja por la salud cardiovascular de las mujeres, así como el lazo rosado es reconocido en todas partes como símbolo de la lucha contra el cáncer de mama.
De acuerdo a estadísticas oficiales del Ministerio de Salud, cada 11 minutos muere una mujer en la Argentina a causa de una enfermedad cardiovascular. Entre 2005 y 2015, la mortalidad de mujeres por infarto de miocardio aumentó más del doble que en los hombres. En ese período, las muertes masculinas por esa enfermedad pasaron de 8.820 a 9.916 por año (12% de incremento), mientras que entre las mujeres el incremento fue del 27% (de 5.676 a 7.204 muertes anuales por infarto).
Asimismo, en los últimos años ha aparecido evidencia suficiente de que a la conocida lista de los factores de riesgo crónicos para la salud del corazón deben sumarse el estrés y la depresión. La depresión, señala la Dra. Molteni, es estadísticamente más frecuente en mujeres que en varones.
Según relevamientos epidemiológicos hechos –incluso a nivel local, en la ciudad cordobesa de Villa María, donde se usó una escala denominada HADS (Hospital Anxiety and Depression Scale)-, el 52% de las mujeres alcanzaban niveles críticos de estrés, mientras que en los varones esa proporción no sobrepasaba el 30%.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar