El futuro ya llegó

Deportes 13 de agosto de 2018 Por
Leer mas ...
FOTO WEB GOLEADOR./ Facundo Colidio, una de las grandes apariciones en las selecciones juveniles nacionales.
FOTO WEB GOLEADOR./ Facundo Colidio, una de las grandes apariciones en las selecciones juveniles nacionales.
Una de las claves del fútbol para la consagración de los jugadores, es explotar a edad temprana; no existe regla alguna que lo pueda demostrar y mucho menos que aplicada, en general, repercuta favorablemente. Sigue teniendo algo de misterio ese paso de la pubertad al desarrollo como atleta de elite y son muchos más los casos de frustraciones que de consagraciones en una franja etaria que va desde los 16 a los 18 años, por describir el rango más atractivo para clubes y representantes.
Claro que hay factores objetivos que avalan esos ejemplos de chicos que sobresalen y que rápidamente, entran en el circuito profesional. Una buena educación y alimentación, fortalecen ese plafón que aún insuficiente, potenciará las cualidades deportivas y si a esto se lo combina con un proceso formativo adecuado, lo demás llega por el propio peso de esos de beneficios.
Facundo Colidio, integra ese grupo, con lo cual, su paso de las divisiones inferiores de Atlético de Rafaela y Boca al fascinante mundo del fútbol europeo no sorprende demasiado, en todo caso, se ajusta a esas estadísticas que describíamos. Es evidente que el ciclo de madurez no se cierra con una transferencia millonaria, con pocos antecedentes en nuestro país para jóvenes que nunca debutaron en primera; aquello es más complejo y muchas veces insondable, por lo tanto, toda especulación sobre el futuro inmediato de este joven nacido en nuestra ciudad invita a esa prudencia que debe regir al momento de analizar su proceso evolutivo.
Sus formadores se entusiasman cuando se les pregunta por este delantero que ahora se ha sumado al plantel profesional de Inter y hasta gastan a cuenta de su incidencia en poco tiempo en la Selección Mayor de nuestro país, sin dudas, son pronósticos fundados en la autoridad y en la experiencia de pupilas entrenadas en miles de casos y es por eso, que frente a ser depositario de tales expectativas y porque no, presiones, Colidio deberá caminar con firmeza en este tiempo para terminar de fraguar todas las variables que modelan a los grandes crack.

MVP Y EL GLAMOUR DE MILAN
A pesar de no haber debutado en primera división, Facundo Colidio ha juntado algunos antecedentes con los combinados juveniles albicelestes que respaldan su lugar en el mundo. Todos los entrenadores lo han elegido para las juveniles desde los 15 años y en general respondió con goles y pertenencia.
Disputó los sudamericanos de Colombia y Chile y en los últimos días, esa imagen recibiendo el premio al jugador más destacado del certamen disputado en la Alcudia, que Argentina se adjudicara al ganarle en la final a Rusia, giró por el mundo refrendando todo lo bueno que se afirma sobre sus condiciones.
Con 18 años cumplidos el pasado 4 de enero, el rafaelino ya está demostrando en Italia por qué los grandes clubes de Europa se pelearon por contratarlo hasta que el Neroazzurro, mediante una gestión de Javier Zanetti, se lo aseguró en julio del año pasado para su equipo Primavera (un equivalente a la Reserva argentina): en junio, Colidio fue clave para el título en el Campeonato de Primavera y exactamente un mes después se sumó a la pretemporada con el equipo de Primera donde comparte plantel con sus compatriotas Mauro Icardi y Lautaro Martínez. Casualmente, ambos recibieron la misma distinción en el certamen Sub 20 que se jugó en España, uno en 2012 y el otro en 2016. 
Ahora que ha terminado ese cuento de Hadas de joven bendecido por la suerte y sus cualidades llega el desafío más importante, abrir una ventana para darse a sí mismo la oportunidad de sobresalir entre los mejores.
El fútbol italiano, algo devaluado en los últimos años, procura a partir de fuertes inversiones en el fichaje de jugadores sobresalientes retomar un liderazgo a través de su Liga. La llegada de Cristiano Ronaldo a la Juventus es un golpe de escena tan impensado como poderoso y en ese contexto de alta competencia y máxima difusión mediática, Facundo Colidio tratará de dar la tesis para convertirse en un jugador de cosas mayores.
Muchos jugadores argentinos han cooperado con la rica historia del Inter, siendo Javier Zanetti, el caso emblemático; el Pupi jugo 816 partidos con esa casaca y se convirtió en récord absoluto para el Calcio, marca que a nivel general comparte con Buffon y Maldini.
A esa embajada Argentina en Italia ha recalado el rafaelino Facundo Colidio para emular las gestas de otros grandes de nuestro fútbol como Gabriel Batistuta y Daniel Passarella y ya en lo contemporáneo, como Diego Milito y Mauro Icardi, actual capitán y goleador.
Datos que conforman una buena base de contención para adaptarse a semejante salto de calidad al que se aspira.
El futuro de Colidio ya llegó, su talento como futbolista y su capacidad de adaptación lo ubicarán en el lugar justo que ojalá sea el que todos avistamos.
La Selección Mayor también lo sigue de cerca.

Te puede interesar