El Gobierno garantizó que la obra pública sigue

Nacionales 11 de agosto de 2018 Por
Funcionarios de Casa Rosada enviaron tranquilidad al sector financiero y a la CGT ante el terremoto que generan los cuadernos de la corrupción.
FOTO NA FUNCIONARIOS Y BANQUEROS. Se reunieron en el Ministerio de Hacienda.
FOTO NA FUNCIONARIOS Y BANQUEROS. Se reunieron en el Ministerio de Hacienda.
BUENOS AIRES, 11 (NA). - El Gobierno buscó ayer despejar las dudas del sector financiero sobre el impacto negativo que pueda generar en los emprendimientos vigentes de obras públicas el escándalo por las presuntas coimas pagadas durante el kirchnerismo, un caso que involucra a numerosos empresarios.  
En una reunión liderada por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda, Guido Sandleris, con representantes de entidades financieras, el Gobierno ratificó que la obra pública continúa. 
En el encuentro también participó el secretario de Participación Público Privada, José Luis Morea. En la reunión, que se realizó durante la mañana en el piso quinto del edificio de Hacienda, estuvieron representantes los bancos más importantes del país: HSBS, ICBC, BICE, Citi, UBS, Banco Mayorista, Santander, Itaú, Supervielle, Banco Francés y Banco Galicia.
Por su parte, el ministro de Producción, Dante Sica, consideró que el impacto en la economía argentina de la causa por presuntas coimas en obras públicas "no va a ser tan fuerte". "Los procesos de transparencia son importantes para el país. Los cuadernos y el Lava Jato son dos procesos distintos: las coimas no golpean a ningún funcionario de este Gobierno", enfatizó el funcionario.
En ese sentido, consideró que "el impacto real sobre la economía" de la causa que involucra a ex funcionarios del Gobierno anterior y a empresarios "no será tan fuerte". Según dijo el ministro, "en Brasil la bomba neutrónica (del Lava Jato) se dio sobre Petrobras, la empresa más importante de ese país, y afectó a políticos que estaban en ese momento en el Gobierno. Acá vemos un proceso de coimas, cohecho y corrupción que no salpican a este Gobierno".

CON LA CGT
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, recibieron ayer a una delegación de la CGT para analizar temas que preocupan a los sindicalistas, entre ellos, la marcha de la economía y la posibilidad de que haya un parate en la obra pública tras el escándalo por los cuadernos de la coimas durante la gestión kirchnerista.
En el marco de la sorpresiva cumbre, los funcionarios buscaron llevar tranquilidad a los gremialistas y garantizaron que no se frenará la obra pública, lo cual pondría en peligro 150.000 puestos laborales, profundizando aún más la recesión, advirtieron los representantes de la CGT.
Por parte del Ejecutivo estuvo también el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, mientras que la comitiva cegetista estuvo integrada por dos miembros del triunvirato, Héctor Daer y Carlos Acuña, además de representantes del Consejo Directivo, como Gerardo Martínez, Omar Maturano, Armando Cavalieri, Andrés Rodríguez y José Luis Lingeri.
La inminente renegociación de paritarias de los sindicatos que habían firmado por el 15%, y que tras la disparada del dólar de mayo pasado el Gobierno comenzó a aceptar que se revea esa cifra y se firmen acuerdos en torno al 25%, fue otro de los temas que estuvo sobre la mesa.
El Gobierno abordó esta agenda tendiente a contener la conflictividad con una comitiva integrada por dirigentes de los sectores más dialoguistas ("Gordos" e "independientes" fueron mayoría) y sin representantes de los grupos más opositores.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar