"Argentina atraviesa varias crisis"

SUPLEMENTO RURAL 11 de agosto de 2018 Por
Opinó Marcos Novaro durante el encuentro con los periodistas, quien disertó sobre “Construyendo consensos".
FOTO J. BARRERA EN LA GERENCIA./ Norma Bessone, Marcos Novaro y Pedro Rostagno.
FOTO J. BARRERA EN LA GERENCIA./ Norma Bessone, Marcos Novaro y Pedro Rostagno.

El sociólogo y ensayista Marcos Novaro de Buenos Aires expuso anoche sobre el tema “Construyendo consensos en Argentina: equidad y democracia” en el Salón Centenario de la Expo Rural.
Previamente brindó una conferencia de prensa en la Gerencia, siendo presentado por la secretaria de la comisión directiva Norma Bessone, citando una entrevista que le realizaron en febrero pasado en diario Clarín, quien destacó los casos de las ciudades de Rafaela y Pergamino. También estuvieron su presidente Pedro Rostagno, María del Carmen Biava y el ex presidente de la SRR y de CRA Rubén Ferrero.
Conoció el caso de Rafaela por la entonces estudiante María Cecilia Tonó quien estaba haciendo una beca y realizó su tesis de posgrado sobre las experiencias de gestión local con estudios de casos, entre ellos Rafaela. "Me interesó el experimento de gestión; cuando era más joven había trabajado sobre gobiernos locales y políticas de desarrollo. Los modelos locales son más útiles que los armados de países tan diferentes al nuestro", precisó.
Respecto a la coyuntura, Novaro dijo que "Argentina está atravesando varias crisis superpuestas: política, institucional, corrupción, transparencia, económica, financiera, cambiaria, y pequeñas otras crisis: la discusión del aborto, una nueva grieta; es un país que no se da respiro, parte de nuestro carácter que nos entusiasmamos con muchos problemas a la vez, puede ser una carácter dinámico y productivo, en otros casos puede ser estéril, una permanente querella, tropezar con la misma piedra todo el tiempo. En esta época hay espacios para que los conflictos se resuelvan antes que los costos sean demasiados altos y dañinos. En lo económico hay posibilidades de que la situación no se siga deteriorando y haya una salida. La democracia argentina, a pesar de sus enormes dificultades, algo ha aprendido como para evitar la reiteración de colapsos", destacó el visitante. 
Sobre la corrupción que se profundiza con la aparición de los recientes "cuadernos", se le preguntó cuál es el impacto que puede dejar en la sociedad para recuperar la confianza en la gente: "esta pregunta se les hace a los economistas; inicialmente puede ser negativo, bajan las cotizaciones, la Bolsa reacciona mal, queremos transparencia pero en principio parece traer más problemas. Si uno hace una encuesta hoy, seguramente la opinión sea mayoritariamente negativa en general de 'todos roban', asqueados porque la política es un sistema de corrupción generalizado. Hay que esperar cómo evoluciona la situación y darle oportunidad a los políticos y a los empresarios para que se diferencien. En relación a casos anteriores, la Justicia está haciendo un trabajo mejor y se está avanzando bien para romper ese pacto de silencio".
Este cronista de LA OPINION le preguntó por qué desde el Gobierno no convoca a los distintos actores sociales como fue la experiencia de la mesa del diálogo del 2002, respondiendo que "es otra de las discusiones que tiene que ver con las estrategias iniciales del Gobierno sobre si necesitaba aliados que le permitiera ampliar su coalición, que se le planteó incluso antes de que ganara las elecciones. Ellos se convencieron de que no, con los pocos aliados que tenían, los radicales y la Coalición Cívica, les alcanzaba para ganar, y se salieron con la suya; después siguieron esa línea de acuerdos mínimos y puntuales. Uno puede decir si hubieran hecho una coalición más amplia, tal vez hubieran tenido menos problemas para negociar con sectores del peronismo, pero también más problemas porque esas coaliciones son muy caras en términos de recursos, el ajuste hubiera sido aún menor del poco ajuste que hicieron. Pueden hacer un acuerdo puntual sobre el presupuesto, pero si fracasa el presupuesto todos van a decir, 'vieron que tenían que haber ampliado la coalición'".
LA OPINION también lo consultó sobre cómo romper el paradigma de la crisis cultural y la grieta para buscar más consensos, señalando que "es un país difícil para lograr consensos, la gente no suele estar de acuerdo, más bien es un país querellante; es una característica nuestra que se pasa por encima cuando nos comparamos con otros países que son más consensualistas, la verdad que no es fácil trasladar experiencias, eso no quiere decir no se puedan lograr avances, pero hay que ser moderados en las expectativas". 

Te puede interesar

Te puede interesar