Editorial

La Palabra 11 de agosto de 2018 Por
La contención

La convocatoria fue amplia, pero nunca se sabe. Era un momento importante para la cultura nacional. Se inauguraba la nueva librería en la sede de la Editorial Universitaria de Buenos Aires.  Se trata de un acontecimiento que excede el objetivo de ese atardecer. Significa mucho más que aquel corte de cintas. Es un símbolo tan trascendente como la publicación de cada libro que desde allí se ofrece al universo de lectores. La presencia de tantos referentes del ambiente cultural, así como de los medios de comunicación y allegados a la institución, puso de manifiesto la proyección evidente que una propuesta con nobles objetivos sigue demostrando su vigencia. De la misma manera que quedó en evidencia que destacados representantes de la cultura argentina estuvieron acompañando y respaldando a la institución. Fue una forma sencilla y contundente de renovar el crédito a la trayectoria y seguir apostando al libro como vehículo de difusión del conocimiento y la cultura.

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar