Un invierno óptimo para el trigo y un buen comienzo para el girasol

SUPLEMENTO RURAL 09 de agosto de 2018 Por
Continúan las buenas condiciones climáticas para el trigo y se están aplicando fertilizantes nitrogenados. Además, se inició la siembra de girasol en el norte santafesino. Se estiman que se implantarán 124.000 hectáreas.
FOTO ARCHIVO GIRASOL./ Empezó a sembrarse en el norte de la provincia de Santa Fe.
FOTO ARCHIVO GIRASOL./ Empezó a sembrarse en el norte de la provincia de Santa Fe.

En la última semana reinaron condiciones de estabilidad, mayor cantidad de horas de sol, bajas temperaturas, escasa nubosidad y algunas heladas lo que permitió a los productores de los departamentos del centro y norte santafesino comenzar a aplicar los fertilizantes nitrogenados sobre el trigo y poner en marcha el trabajo de las sembradoras para implantar el girasol, destacó en su último informe la Bolsa de Comercio de Santa Fe sobre el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA). 
Según el reporte, estas características del clima posibilitaron una disminución de los porcentajes de humedad ambiente, generando condiciones más propicias y favorables para la época del año. "Se está manifestando un invierno óptimo para el cultivo de trigo, reflejado en los distintos estados fenológicos desarrollados, sosteniendo las expectativas" remarca el informe del SEA.
En este marco, en los departamentos del norte del área, donde las condiciones ambientales y de piso lo permitieron, comenzó el proceso de siembra del girasol y con ello, el inicio de la campaña 2018/2019 de cosecha gruesa, donde las intenciones y perspectivas por los escenarios climáticos y comerciales reflejaron buenas perspectivas y moderadas acciones por parte del sector productivo.
En tal sentido, se estimó un incremento del orden del 4% en la intención de siembra con respecto a la superficie sembrada en la campaña anterior, lo que representaría aproximadamente unas 124.000 has. 
Asimismo, en la última semana continuó el movimiento de cosechadoras, que avanzaron sobre los lotes de maíz de segunda, regulado por los porcentajes de humedad ambiente y del grano, que no disminuyó a valores óptimos, lográndose un grado de avance del orden del 80%.
Y de acuerdo a los estados fenológicos de los cultivares de trigo, comenzó a observarse la aplicación de fertilizantes nitrogenados.
El SEA señaló, respecto al maíz tardío, que el proceso de cosecha presentó un grado de avance del orden del 80 %, con un progreso en la semana de 15 puntos y en comparación con la campaña pasada un adelanto de 5 puntos, favorecido por las condiciones climáticas de la semana. Pero siguieron siendo relativamente altos los porcentajes de humedad de grano (15 a 20%), a pesar de la mayor cantidad de horas de sol y estabilidad climática. Ante dichos valores de humedad los gastos de secada, para el acondicionamiento del cereal continuaron.
En la semana se obtuvieron los siguientes rendimientos promedios mínimos que fluctuaron entre 15-25-30 qq/ha y rendimientos promedios máximos entre 50-55 qq/ha, con máximos en lotes puntuales de 60 qq/ha, detalló el informe de la Bolsa de Comercio santafesina que evalúa lo que sucede en 12 departamentos del centro norte provincial, entre ellos Castellanos. "Estos resultados continuaron manifestándose en los diferentes escenarios en los que se desarrolló el cultivo y sus consecuencias", agrega. 
En relación al trigo, bajo condiciones ambientales óptimas como disponibilidad de agua útil en los suelos, muy buena nutrición y temperaturas bajas (frío) como hace varias campañas que no se registraba esa conjunción, se generó un plus por estos días. Ante este panorama, se ajustaron y se redefinieron las estrategias de fertilización del cultivo, manifestando mucho interés por parte del productor en la aplicación de todo lo que se pueda, para tratar la obtención de mejores y mayores resultados en esta campaña.
Un 90% del cultivo implantado presentó estado bueno a muy bueno con muchos lotes en estado excelente, un 7% en estado bueno a regular y un 3% en estado regular, especifica el relevamiento del SEA. Este último porcentaje fue consecuencia de la frecuencia de las heladas, particularmente en los lotes con cultivos de ciclo intermedio y cortos, escaso a mínimo desarrollo vegetativo, donde se reflejó el impacto de las bajas temperaturas, puntualiza. En tanto, un 70% presentó estado de desarrollo foliar y el 30% restante en inicio de macollaje y macollaje mientras que no se detectó la presencia de enfermedades ni plagas.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar