El negocio de los celulares

Editorial 08 de agosto de 2018 Por
Leer mas ...
En algún momento tener el último teléfono celular que apareció en el mercado obedecía a una cuestión aspiracional, a tener algo por el deseo mismo de mostrarlo, de usarlo, de experimentarlo. Ya no se trata de una simple cuestión de moda sino de una forma de presentarse ante la sociedad. Sin embargo, aquel aparatito que fue nuestro objeto del deseo se convirtió en un artículo de primera necesidad para nuestras vidas. 
A principios de este año un estudio de la consultora Deloitte reveló que la primera actividad del día para el 28% de los argentinos es consultar el celular, una acción que el 11% habrá efectuado más de 200 veces hasta el momento de acostarse en la noche. El reporte que puso el foco en el perfil del usuario argentino de celulares señala que un 26% de las personas declaró que consultan sus teléfonos inteligentes en medio de la noche para chequear redes sociales. La interrupción del sueño es aún más marcada en el segmento más joven (18-24 años), donde estos índices alcanzan el 39%, aunque se registró una caída respecto del 2016 (51%).
La encuesta "consumo móvil en la Argentina" se centra en estudiar los comportamientos de los consumidores, tendencias y opiniones sobre un amplio rango de tecnologías, productos y servicios móviles. En la Argentina, el 91% de las personas posee un smartphone, por encima del 89% de México, el 87% de Brasil y el 82% de EE.UU.
La estadística de la Comisión Nacional de Comunicaciones de 2005 muestra que en ese año había algo más de 15 millones de teléfonos celulares activos en la Argentina. Actualmente, hay 40 millones de usuarios únicos de acuerdo al documento Mobile Regional Insights, que elabora la Mobile Marketing Association.
Detrás de la necesidad de los usuarios de tener un celular para comunicarse con su familia, con sus amigos, por razones laborales o para navegar por internet y las redes sociales, hay una enorme y lucrativa industria de fabricación, que no sólo contempla el aparato que tenemos en nuestras manos sino también un sistema operativo y una infinita cantidad de aplicaciones, las célebres apps. 
Desde esta perspectiva, las encuestas afirman que más del 90% de los usuarios de teléfonos celulares de usos múltiples cambian de modelo cada dos años, debido a que cada vez hay más oferta de aparatos y las actualizaciones de software hacen que los celulares viejos funcionen lentamente. También es cierto que existe un grupo que está en crecimiento que sigue apegado a sus aparatos viejos, porque en algunos casos se resisten a las pantallas grandes que ofrecen los nuevos, otros les parece innecesario el cambio tecnológico o lo consideran un gasto cuando sus teléfonos actuales funcionan bien. También están aquellas personas que se ven abrumadas por la tecnología y cuando aprenden a manejar las funciones básicas de un aparato consideran que ya es suficiente, se sienten cómodos en esa zona de confort en la que pueden revisar redes sociales, usar el WhatSapp y usar el teléfono como teléfono, su rol primario. 
Otro dato que se desprende de los estudios de mercado refleja que la tecnología de los teléfonos inteligentes está llegando a la cima de una curva y cada vez más las novedades y las mejorías son menores. De todos modos, en un marco de una competencia feroz, las empresas no descansan para crear teléfonos más novedosos, con hardware más moderno, con mejores cámaras y mejores sensores en las pantallas, que facilitan el funcionamiento del mismo o modificando su tamaño haciéndolo curvo o más delgado.
En lo que respecta a compañías, el fabricante chino de dispositivos electrónicos Huawei Technologies, que ya se puso por delante del gigante estadounidense Apple en ventas de teléfonos inteligentes, aspira a convertirse en el mayor vendedor de 'smartphones' para finales del año 2019, superando a la empresa surcoreana Samsung, que actualmente lidera este 'ranking'.
Huawei proyecta ventas totales para este 2018 de más de 200 millones de celulares. En el segundo trimestre de este año, la empresa china vendió unos 54 millones de teléfonos inteligentes, lo que equivale a 41% más que en el lapso abril-junio de 2017, según la compañía analítica Canalys. De esta forma, el conglomerado chino superó a Apple, que con 41 millones de celulares vendidos ocupó el segundo puesto en ese período. En tanto, Samsung continúa a la cabeza, a pesar de que sus ventas cayeron un 8% para situarse en 73 millones de unidades vendidas.
Según Bloomberg, en total, el fabricante chino cuenta con 16% del mercado mundial de celulares, mientras que las ventas de Samsung alcanzan a 21% y las de Apple se sitúan en 12%. Es el negocio que está detrás de nuestros deseos y/o de nuestra necesidad. 





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar