El DEM busca agilizar la asistencia social y subir los límites para las compras directas

Locales 06 de agosto de 2018 Por
Desde hoy, los concejales analizarán dos proyectos de ordenanzas elevados por el Ejecutivo. El primero de ellos había sido presentado durante el receso invernal: la necesidad de incrementar los presupuestos para Desarrollo Social y permitir las compras directas para asistir a quienes necesitan del Estado como consecuencia de la crisis. Asimismo, también se establecerían nuevos límites para la compra directa y las licitaciones. Los valores, vigentes desde 2015, se duplicarían.
FOTO ARCHIVO MUCHOS TEMAS./ Seguramente, la reunión de comisión de hoy se extenderá por varias horas.
FOTO ARCHIVO MUCHOS TEMAS./ Seguramente, la reunión de comisión de hoy se extenderá por varias horas.

Por Adrián Gerbaudo (Redacción LA OPINION).- Si bien el regreso formal del Concejo Municipal se dio la semana pasada, en la mañana de hoy comenzarán a analizar los temas que ingresaron a lo largo de todo el mes de julio, que significó el receso invernal. Son muy variados, pero hay dos que se destacan por las implicancias sociales y económicas que tienen. Ambas, vinculadas directamente con la crisis económica que vive el país en la actualidad. 
El primero de ellos es la posibilidad de duplicar los actuales valores determinados para las compras directas, concursos de precios y licitaciones, tanto públicas como privadas. La ordenanza original es la N° 2535, pero se fue modificando con el paso del tiempo. El último cambio se dio con la N° 4756, que se aprobó casi exactamente 3 años. La inflación registrada en todo este tiempo, de acuerdo a las cifras oficiales, fue de 116%. Es por ello que pretenden duplicar los valores actuales. Hasta el momento, para realizar una compra directa (sin necesidad de pedir presupuestos) se da para elementos de hasta $70.000.  Para la contratación directa -con solicitud de 3 presupuestos como mínimo- se da en el rango de más de $ 70.000 hasta los $ 320.000. Se llama a licitación privada desde esa cifra hasta $1.150.000 y cuando se superara ese monto, una licitación pública. Ahora, los números estarían en torno a los $140.000, $640.000 y $2.300.000. Los cuestionamientos no llegarían tanto por la elevación de los montos para las licitaciones públicas, sino para las compras directas, que tienen menos controles. 

COMPRAS DIRECTAS 
PARA ASISTENCIA SOCIAL
El pasado 20 de julio, funcionarios del Ejecutivo Municipal (el Jefe de Gabinete, Marcos Corach, acompañado por la Secretaria de Hacienda, Marcela Basano y la de Desarrollo Social, Brenda Vimo) solicitaron que se habilite una redirección de partidas de trabajos públicos a Desarrollo Social para contener la creciente demanda de la sociedad, ante la crisis económica que afecta a las familias rafaelinas. 
Hoy los concejales analizarán el pedido del DEM para autorizarlo a "contratar en forma directa la adquisición de alimentos, servicios atmosféricos, cemento portland, cemento asfáltico, agregados finos y agregados gruesos. hierros y mallas soldadas: tubos. LF.O. 60, columnas de alumbrado público, artefactos de iluminación y materiales eléctricos, para cubrir necesidades urgentes vinculadas a los fines del estado en materia social, de seguridad ciudadana y de ejecución de obra pública, a los efectos de sortear la actual situación de inestabilidad e incertidumbre de conformación de precios de mercado, hasta el 31 de Diciembre de 2018". De cualquier forma, se pedirán dos cotizaciones previas para elegir la oferta que sea "más convenientes a los intereses municipales". 
Más allá de que se superen los controles que implicaría una licitación pública, el Concejo Municipal "será notificado oportunamente" de cada compra directa y de la apertura de los sobres. 
La incertidumbre económica hace que los proveedores municipales no puedan sostener los precios por mucho tiempo (o directamente, no darlos), lo que hace que el cumplimiento de los tiempos burocráticos se alejen de las necesidades de los rafaelinos.  
En los fundamentos, el DEM da muestras de las complicaciones que vive cotidianamente: "en los últimos meses se ha relevado un importante incremento en las demandas de alimentos en el comedor San Agustín que brinda a la fecha 2.700 raciones diarias y registra una demanda insatisfecha cercana al 20%" o que "el complemento alimentario también ha sufrido un incremento importante (25%) sobre el volumen demandado, para satisfacerlo la gestión municipal se ha visto en la necesidad de anticipar temporalmente las compras de insumos necesarios para dar respuesta a dichas demandas sociales".
También marcan que surgen "nuevas necesidades de tipo social, generadas por situaciones climáticas y económicas, como así también de pérdida de fuentes laborales y de pérdida de beneficios sociales como consecuencia de decisiones ajenas a nuestro nivel de Gobierno".
"Resulta complejo y dificultoso atraer proveedores dispuestos a participar en licitaciones, debido a los tiempos administrativos que resultan difíciles de asumir en contextos de inestabilidad económica y financiera, como en los que nos encontramos inmersos" afirman y agregan que "la variabilidad permanente e imprevisible de los precios de los alimentos, a la par de dificultar al Municipio realizar una proyección acertada para la fijación de un presupuesto oficial estimado, imposibilita a los proveedores del Municipio y a otros oferentes a realizar ofertas actualizadas de los productos alimenticios y mantener luego los precios ofertados de manera uniforme durante todo el transcurso de los procesos licitatorios".
En cuanto al servicio atmosférico, indican que la "demanda de prestación inmediata ha rebasado las posibilidades de cobertura normal y ordinaria del Municipio"

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar