La arquitectura en la escena teatral

Hábitat 23 de julio de 2018 Por
Este singular festival de teatro que atravesó cada rincón de la ciudad en los últimos días, nos dejó la invitación para abordar una de las construcciones más clásicas de la historia: el teatro.
ancient-acropolis-theater-acropolis-theater-beautiful-wallpapers-1920x1053
Teatro de la Acrópolis Atenas

En estos días los espectadores, seguramente, han disfrutado de las mejores y más variadas performance teatrales, como también así coreografías, guiones, vestuarios y actuaciones, pero ¿qué decir del escenario?

El género teatral es de creación griega y el edificio que alberga el espectáculo también es una construcción típicamente griega. Todos los grandes teatros se construyeron a cielo abierto. En un principio se utilizaba un espacio circular de tierra lisa y compacta denominado «orchestra» en cuyo centro se ubicaba un altar «thymile» donde se sacrificaba un cordero en honor del dios Dioniso.

Más tarde se construyeron edificios adyacentes de madera para que los actores se vistieran y gradas para el público aprovechando generalmente la ladera de una colina.

Conforme la representación teatral se fue complicando, el tamaño del altar fue disminuyendo hasta salir fuera de la «orchestra» que quedó reservada para el coro, se construyó un escenario elevado o «proskenion» donde los actores realizaban la representación, una «skené» o caseta para que los artistas se cambiaran de máscaras e indumentaria y las gradas se construyeron de madera o de piedra.

El teatro moderno: un teatro para cada clase social

A finales del medievo empezaron a surgir por Europa –primero en patios de casas y luego en edificios construidos a tal efecto– las llamadas corralas. Edificios bajos de tres pisos dentro de los cuales un pequeño escenario resultaba visible desde las terrazas y patio (patio literal) de butacas.

Estos edificios rescatan muchos de los elementos del teatro romano, como el foso de la orquesta, el escenario, la disposición en semicírculo (ahora cortados a los lados de las construcciones de líneas rectas del modernismo), o el frontal por el que surgen los personajes.

En las corralas se representaban obras para personas con bajo poder adquisitivo –en contraposición al teatro de palacio (para la corte)– con obras alejadas del latín clásico y muy críticas con las coronas o los sistemas de gobierno. Pero cuando la burguesía acaudalada empezó a aparecer en Europa se hizo necesario un tercer teatro muy parecido al que tenemos en mente.

El teatro actual: una síntesis de la historia de la arquitectura

Los teatros de finales del modernismo ya incluían los elementos a los que hoy día estamos acostumbrados y que se han ido adquiriendo por herencia helena, romana, oriental y medieval. Por un lado, se encuentra el público en el patio de butacas o en las gradas y palcos de varias alturas (tanto laterales como frontales), y por otro está el escenario y la orquesta.

Pero el teatro actual tiene su foco en puntos invisibles para los visitantes: los bastidores, el foso escénico bajo la escena, el sistema de peines sobre ella y las bambalinas, entre otros elementos. Todos ellos con el objetivo de dar más realismo a la escena, requieren de grandes volúmenes que rodean el escenario en todas direcciones.

Anfiteatro Alfredo Williner

En nuestra ciudad el Anfiteatro Alfredo Williner es la obra que representa fielmente la construcción del antiguo teatro griego.

Esta obra fue desarrollada por los arquitectos Mario Williner y Hugo Andretich y construida por la empresa Quattordio, tras el pedido de la Fundación Alfredo Williner en octubre de 1990. El objetivo de la construcción era ofrecer a la comunidad un ámbito para el desarrollo de espectáculos al aire libre.

El anfiteatro está formado por un escenario de 9 m de ancho por 12 m de largo, rodeado de gradas de cemento escalonadas, en forma de semicírculo, con capacidad para 950 personas sentadas. Este formato de platea en forma de abanico y escenario central, es justamente lo más

anfi

característico de estas construcciones además de su excelente acústica.

Cuenta, además, con dos camarines, una oficina, baños, cocina y depósito de elementos de iluminación y sonido.

Tiene una funcional glorieta estructural que sirve de marco estético y de soporte para artefactos lumínicos en la parte superior y posterior de las gradas, además de dos torres metálicas que cumplen la misma función.       Mapio.net

Cine Teatro Belgrano

Este gigante cultural se encuentra transitando su 61 aniversario. Proyectado por el arquitecto Santiago Toretta – quien también estuvo participando en una primera instancia en la proyección del Arco de la Colonización en Esperanza - y construido por Quattordio Empresa Constructora, el Cine Teatro Belgrano abrió sus puertas en 1957.

La sala posee 1047 butacas fijas dispuestas en platea baja y alta, en tanto el escenario sigue los lineamientos del modelo italiano, con un esquema básico, donde el escenario está separado por la embocadura de una sala, donde se distribuyen los espectadores en un patio de butacas y uno o varios palcos en distintos niveles. En este caso, el escenario tiene 12 metros de altura, 14 metros de ancho de boca y 9 metros de profundidad.

Esta estructura sigue siendo única en la provincia de Santa Fe, y se encuentra entre las más grandes del país, si contamos aquellas que actualmente combinan la actividad cinematográfica y teatral.

belgrano

CAPSF

Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe
Distrito 5

Te puede interesar