CARTA DE LECTORES

Carta de Lectores 11 de julio de 2018 Por
Leer mas ...
Sr Director: 

¿A quién le importa señores? Si, ¿A quién? Ahí anda nuestra pregunta caminando huérfana en medio de los caminos, sin encontrar quien la responda. Quizá porque nadie quiere hacerse cargo de la responsabilidad que implica contestar, ser ese que está dispuesto a que algo de lo que pasa le importe. Porque si así fuera este Estado que aparece en las fotos preocupado por la Educación, que nos capacita para pensar en otra clase de escuela, estaría de pie respondiéndola. 
Nosotros somos los docentes rurales, esos que seguro no aparecen en las grandes estadísticas oficiales, porque son parte de núcleos microscópicos, de pueblos fantasmas condenados por el desinterés del gobierno a desaparecer poco a poco. Porque si alguno hubiese querido apadrinar a nuestra pregunta se estaría cuestionando porqué cuando se habla de calidad y equidad educativa la vara parece balancearse de forma desequilibrada: aparecen millones para algunos y para otros no hay nada.
Parece que no les importa que un pueblo chiquito tenga sueños y desee progresar tal como lo hacen las poblaciones cercanas o que los padres exijan que sus hijos tengan iguales oportunidades como las que tiene cualquier alumno de la provincia.
Se dan el lujo de llamarse comprometidos, honestos y preocupados cuando invierten tiempo en excusas para tapar sus falencias, malos tratos, desidia e irresponsabilidad. Sacan el transporte a los docentes en lugares donde no hay colectivos, algunos no tenemos auto, ni moto, ni medios económicos para contratar un remis. Andamos de un pueblo para el otro y contra reloj porque en lo que queda del día dictamos clases en otra ciudad. Sin embargo, eso no es lo importante, sino el manoseo, la falta de ética con que se trató a gente que trabajó durante años trasladándonos. Le aseguro que hoy y aquí podemos buscar soluciones pero son ustedes los que provocan los problemas, tiran la piedra y esconden la mano.     
Quizá crean que la impunidad con la que se manejan los protege, pero no estamos dispuestos a rendirnos sin dar batalla porque necesitamos respuestas concretas y no pensamos asumir cabizbajas las decisiones unilaterales que toman en su beneficio. 
Enmascaran un recorte presupuestario para solucionar crisis económicas que su misma clase política generó. Deberían mirar a la cara a los que dejaron sin trabajo o a los chicos que preguntan si van a seguir viniendo los profes y buscar, si tienen, un poco de coraje para responder sus dudas. 
Quizá hoy nuestra pregunta ande por los campos vagando en el silencio, pero no pensamos que sea por mucho tiempo porque tenemos la convicción de que educamos para que nuestros alumnos encuentren respuesta. Porque ellos saben que hay una escuela que los espera y docentes que creen que no son un número más, sino la esperanza de una generación mejor, más valiente, honesta y capaz de no cometer tantos errores. 

Mariela Cobacho 
DNI 22.769.478
Junto con docentes de la comunidad educativa de NRESO Nº 3252 de Egusquiza. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar