Padre Opeka hablará de su viaje a la esperanza

Información General 10 de julio de 2018 Por
ESTE VIERNES EN SANTA FE
FOTO NA EN CASA ROSADA. Macri recibió el jueves al padre Opeka, quien asistió junto a su hermana y dos voluntarias de su obra en Madagascar.
FOTO NA EN CASA ROSADA. Macri recibió el jueves al padre Opeka, quien asistió junto a su hermana y dos voluntarias de su obra en Madagascar.
El padre Pedro Opeka, misionero argentino cuya obra solidaria en Madagascar es reconocida a nivel mundial, ofrecerá este viernes a partir de las 20 hs. en la Sala Garay del Colegio Inmaculada de la ciudad de Santa Fe su "testimonio de su vida". Los interesados en asistir a esta conferencia pueden adquirir la entrada a un costo de 150 pesos en el Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (Necochea 84). La recaudación de la actividad, que cuenta con la organización del Centro Comercial de Santa Fe, será destinada a la asociación del sacerdote (Akamasoa) y también a la Fundación "Los Sin Techo". 
Nacido hace 70 años en el partido bonaerense de San Martín, Opeka es miembro de la Congregación de San Vicente de Paul; en 1970, cuando tenía 22 años, viajó por primera vez a la isla ubicada en el Océano Indico, una de las naciones con mayor vulnerabilidad social.
Fue propuesto en distintas oportunidades por Eslovenia, el Principado de Mónaco y Francia como candidato al Premio Nobel de la Paz. Por su obra es conocido popularmente como "la Madre Teresa con pantalones" y "el Albañil de Dios".
Ordenado sacerdote en la Basílica de Luján en 1975, un año después se hizo cargo de la Misión de Vagaindrano, al sur de Madagascar, donde formó a jóvenes sumidos en la miseria y les enseñó a construir viviendas gracias a sus conocimientos de albañilería, el oficio de su padre.
Con la colaboración de un grupo de estudiantes universitarios, en 1990 fundó la reconocida Asociación Humanitaria Akamasoa ("Los buenos amigos"), a través de la cual logró tierras fiscales y ayuda económica para adquirir materiales, herramientas, comida y semillas.
En la actualidad más de 20 mil malgaches tienen su propia casa en los cinco pueblos que levantó la Asociación, cuyo lema principal es "todos tienen que trabajar para cambiar la realidad". Akamasoa también ofrece empleo para la explotación de canteras y la fabricación de muebles y artesanías, provee escuelas para los chicos y dispensarios de salud.
Durante su estadía en la Argentina, Opeka presenta su nuevo libro y celebra misas en parroquias de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense, a la vez que visitará Santa Fe, Mar del Plata y Miramar. Además, recibirá distinciones en el Senado de la Nación, la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos de Argentina (CEMA) y la Embajada de Uruguay.
El jueves pasado, el presidente Mauricio Macri recibió en la Casa Rosada al sacerdote Opeka, quien desde hace casi 50 años lleva adelante una obra humanitaria en Madagascar, donde ayudó a rescatar de la pobreza a decenas de miles de personas. Opeka consignó al Presidente que les inculcó a los habitantes de esa isla africana la importancia "del trabajo, la educación, la disciplina como valor personal y el respeto a las normas de convivencia".
El jefe de Estado destacó la importancia de que sea un sacerdote argentino el que esté mejorando la realidad de la
sociedad malgache.
El sacerdote concurrió a la audiencia acompañado por su hermana y dos voluntarias de aquel país, una de las cuales nació en una zona de extrema indigencia, pero con la ayuda del padre pudo estudiar y graduarse de profesora de francés.
En tanto el viernes visitó la Unidad 48 de San Martín, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). "Me siento emocionado por estar acá con ustedes. Es un hermoso ambiente. Acá somos todos hermanos. Espero que mi experiencia de vida les sirva para entender que siempre hay que trabajar y esforzarse por mejorar", afirmó el sacerdote, quien mantuvo un encuentro con más de un centenar de internos que participan del equipo de rugby Los Espartanos en ese penal bonaerense.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar