Trabajar medio año para el pago de los impuestos

Nacionales 10 de julio de 2018 Por
Este año, una persona debe trabajar entre 171 y 202 días para pagar los impuestos. Así, la Independencia Tributaria se alcanza entre el 19 de junio y el 20 de julio, dependiendo del ingreso de cada asalariado.
FOTO ARCHIVO IMPUESTOS. Insumen gran parte del salario anual.
FOTO ARCHIVO IMPUESTOS. Insumen gran parte del salario anual.

BUENOS AIRES, 10.- Un asalariado formal en la Argentina debería trabajar entre 171 y 202 días este año -la cantidad depende del ingreso- para pagar las obligaciones impositivas y de la seguridad social, lo que refleja una leve baja teniendo en cuenta que en 2017 ese rango fue de 174 a 206 días. En tanto, en 2015 cuando aún gobernaba el kirchnerismo, había sido de entre 173 y 225 días de acuerdo al informe anual sobre el "día de la independencia tributaria" que elabora el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), que ubicó esa fecha entre el 19 de junio y el 20 de julio, según el ingreso.
El Día de la Independencia Tributaria para una familia, un indicador que mide la cantidad de jornadas necesarias para pagar impuestos, se inició el 19 de junio y podría llegar al 20 de julio, según el nivel de ingreso del hogar, aunque los de mayores recursos fueron los más beneficiados por tercer año consecutivo. Esto quiere decir que una familia debe destinar lo que cobró desde el 1º de enero hasta el 19 de junio o cualquier día hasta el 20 de julio para pagar los impuestos (el día exacto depende de su nivel de ingresos). Casi la mitad o más de sus ingresos anuales. 
La carga fiscal está medida en forma bruta, porque no se consideran las prestaciones que están a cargo del Estado (salud, educación, seguridad, jubilaciones) ni las que están a cargo de otras entidades que reciben recursos, como las obras sociales.
El peso de los impuestos se redujo, según el informe, en los últimos tres años para los tres niveles de ingresos más elevados entre los cuatro considerados. Y este año se suma también, a ese leve alivio, el estrato más bajo, aunque en último caso la persona no ve ningún efecto en el bolsillo: la baja ocurre, concretamente y según describe el informe del IARAF, por una reducción en el nivel de contribuciones a cargo del empleador.
Este indicador, elaborado en el país por el IARAF, es comúnmente utilizado en el mundo para ilustrar el nivel de carga tributaria que existe en una nación. Este índice permite establecer la cantidad de días hipotéticos que debe destinar un individuo para el pago de los diferentes impuestos al Estado.
El valor se calcula aplicando proporcionalmente un indicador de carga tributaria sobre el año calendario, asumiendo que desde el primero de enero se comienza a trabajar "para el Estado" y obteniendo la fecha a partir de la cual un ciudadano termina de pagar impuestos y comienza a percibir ingresos para sí mismo.
"En 2018 y por tercer año consecutivo se observa una reducción en la cantidad de días necesarios para pagar impuestos, para los tres estratos de ingresos más elevados, extendiéndose en esta oportunidad también al estrato de menor nivel de ingresos", señaló el IARAF.
Explicó que "esta reducción obedece a la actualización de los mínimos no imponibles y los tramos de las escalas del impuesto a las Ganancias que afecta a empleados en relación de dependencia". También fue producto de "la reducción de la alícuota del impuesto sobre los bienes personales, y al comienzo del cronograma de reducción de contribuciones patronales dispuesta en la ley de Reforma Tributaria".
Al respecto, el organismo destacó la "necesidad de continuar avanzando en una reforma tributaria que alcance a los impuestos indirectos que afectan al consumo (como por ejemplo el IVA o el Impuesto a los Ingresos Brutos Provincial), para acompañar la reducción dispuesta en los Impuestos al trabajo a los efectos de profundizar la reducción de presión tributaria que recae sobre los niveles inferiores de ingresos".
Remarcó que "el nivel más bajo de ingresos, que no queda alcanzado ni por el impuesto a las ganancias ni por el impuesto a los bienes personales, el Día de la Independencia Tributaria ha permanecido relativamente estable a lo largo de la década, habiendo crecido un día entre el año 2011 y el 2018".
"Este crecimiento se explica a nivel provincial y municipal, como consecuencia de los incrementos que se han producido en las alícuotas del impuesto a los ingresos brutos y las tasas de seguridad e higiene y en los fuertes incrementos del impuesto inmobiliario y las tasas de alumbrado, barrido y limpieza", agregó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar