Les comentamos Libro

La Palabra 07 de julio de 2018 Por
ELISA La rosa inesperada Liliana Bodoc Norma 224 pág. Su primera canción de cuna fue una cumbia. Después, cuando Naranja Dulce -el grupo de canto y baile de sus padres- salió de gira a buscarse un futuro, Elisa se quedó con su abuela en Santa Fe, entre la plancha y el rociador, y eligió otra música. Sin grandes anhelos, aceptó una invitación de su tía que prometía un paisaje diferente -el de Jujuy- y algunas palabras en inglés. Pero el diablo se interpuso y empujó su destino hacia el norte del norte. Así llegó a Tilcara, donde allí, una voz de niña de piedra y el silbido de un viejo la alertaron del peligro. Elisa siente la amenaza en el cuerpo, y solo aliviará su pena cuando encuentre la música de sus propias palabras.
image001

Te puede interesar