Todas las personas serán donantes de órganos, salvo que digan lo contrario

Nacionales 05 de julio de 2018 Por
La Cámara de Diputados aprobó un proyecto que convierte en donante a toda persona mayor de 18 años, salvo que exprese su oposición. Emoción de los padres de Justina Lo Cane, la niña que murió a la espera de un trasplante de corazón.
FOTO NA DIPUTADOS. Todos los legisladores votaron favorablemente la Ley Justina.
FOTO NA DIPUTADOS. Todos los legisladores votaron favorablemente la Ley Justina.
BUENOS AIRES, 5 (NA). - Por unanimidad, la Cámara de Diputados le dio ayer sanción definitiva al proyecto de "ley Justina", que dispone que todas las personas mayores de 18 años sean donantes de órganos o tejidos, salvo que en vida dejen constancia expresa de lo contrario.
El proyecto, que recibió 202 votos afirmativos y que también había sido aprobado por unanimidad en el Senado, está inspirado en el caso de Justina Lo Cane, una menor de 12 años que murió en noviembre pasado en la Fundación Favaloro mientras aguardaba un trasplante de corazón.
La contribución fundamental de la reforma es que invierte el proceso por el cual las personas pasan a integrar el registro de donantes: al crearse la figura del "donante presunto", ya no se requiere dejar voluntad expresa por la afirmativa sino que se garantiza "la posibilidad de realizar la ablación de órganos y/o tejidos sobre toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos".
En el caso de los menores de edad, "se posibilita la obtención de autorización para la ablación por ambos progenitores o por aquel que se encuentre presente".
Por otra parte, la normativa, cuyo autor es el senador Juan Carlos Marino (UCR) y que fue trabajado en conjunto con el Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), incorpora avances como la definición de los derechos de donantes y receptores, la creación del Servicio de Procuración en los hospitales públicos y privados, el establecimiento de las funciones del INCUCAI y de los requisitos que deben cumplir los profesionales y los establecimientos médicos, y la fijación de penas y sanciones en los casos que corresponda.
El primero en tomar la palabra fue el presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetsky (PRO), quien recordó que la campaña de donación de órganos que movilizó el caso de Justina "hizo crecer la cantidad de personas dispuestas a donar como nunca antes".
A su turno, la presidenta de la comisión de Salud, Carmen Polledo (PRO), dijo que la normativa cristaliza un "cambio de paradigma".
Por su parte, la titular de la comisión de Legislación Penal, Gabriela Burgos (UCR), trajo a colación datos oficiales del INCUCAI que indican que en la actualidad existen 7.738 personas en la lista de espera para trasplante de órganos, y advirtió que apenas el 6,41% de los argentinos son donantes.
En el recinto estuvieron presentes los padres y familiares de Justina, quienes celebraron emocionados la sanción de la ley.

PADRES
"Lo vivimos con mucha emoción y angustia. Hace siete meses Agustina partió y hoy es un día que es inexplicable. Lo que ella ha logrado es increíble. No me queda otra que recordar a Justina con una sonrisa por lo que nos dio", dijo Paola, madre de la nena, quien estuvo presente junto a su marido, Ezequiel, en la sesión en Diputados. "Nuestra hija nos pidió que esto fuera para todos", expresó más adelante a la vez que consideró: "Todo tenía un porqué, hoy transformamos el dolor en alegría, si bien no es fácil vivir con su ausencia". 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar