Ley de aborto: debate que Carrió advierte nocivo para el Gobierno

Locales 05 de julio de 2018 Por
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO CARRIO./ Insiste que a Macri lo convencieron que el proyecto no pasaba de Diputados
FOTO ARCHIVO CARRIO./ Insiste que a Macri lo convencieron que el proyecto no pasaba de Diputados
La analogía futbolística podría encajar perfectamente para graficar lo que está ocurriendo en torno de la eufemística Ley de "interrupción voluntaria del embarazo" (legalización del aborto) y la presencia de la Diputada Nacional Elisa Carrió en el programa Desde el Llano de Todo Noticias que conduce el periodista Joaquín Morales Sola, con el fin de dejar a salvo la responsabilidad del Presidente Mauricio Macri en el tema.
"Lilita" Carrió pidió asistir al Canal de noticias del Grupo Clarín para exculpar al Presidente Mauricio Macri por la "pelota envenenada" (siguiendo con la paráfrasis futbolera) que resultó ser la Ley de legalización del aborto habilitada por la Casa Rosada, y en la cual el Primer Mandatario nacional, según afirma la Diputada, fue poco menos que engañado en su buena fe.
Pero la hábil legisladora, sostén moral y político de Cambiemos, esta vez se enredó con la pelota y terminó cediéndola al rival al borde del área. Fueron una llamativa sucesión de pasos en falso que flaco favor le hicieron al Presidente; más bien le expuso su falta de reflejos en un tema tan delicado, como podría serlo el angustiante devenir de la economía.
¿Cómo puede la Dra Carrió justificar que el Presidente tuvo una actitud "ingenua", al confiar en quienes le aseguraron que habilite el debate del aborto porque ganaría la votación en contra?; sobremanera cuando asegura que habla con el Presidente "cada dos días", y que los legisladores del PRO pecaron de "soberbios" al no consultarla sobre el devenir del proyecto (que fue debatido en comisiones durante dos meses); ella les hubiera dicho que era darle al kirchnerismo un "penal sin arquero".
Ahora bien, si los "soberbios" del PRO no la consultaron "ni en los pasillos" (sic), ¿no podía advertirle al Presidente, de quien asegura casi al borde del juramento que, no solo fue prescindente del resultado final, sino que estaba en contra del proyecto, que la cosa terminaría mal para los intereses políticos de Cambiemos?.
Carrió prácticamente se compadeció del jefe de la bancada de los diputados radicales, el cordobés Mario Negri (quien tiene aspiraciones gubernamentales en su Provincia) por haber votado a favor, representando a una Provincia "Católica".
Por si no faltaran desaciertos en la jugada mediática de este lunes, la Diputada Carrió confirma que "hubo cambios de votos" durante la "agitada" madrugada previa a la votación del 14 de junio. Por ejemplo,
nunca se desmintió la sospecha de una millonaria transferencia de dinero a la Provincia de La Pampa desde la nación, "justo" cuando en esa intrigante madrugada, dos diputados pampeanos viraron sus votos a favor de la Ley.
¿A espaldas del prescindente Presidente de la Nación sus funcionarios salieron a "comprar" voluntades?. ¿No era que le habían asegurado que el resultado sería negativo?. ¿para qué torcer votos a favor entonces?.
¿El Presidente tiene en su gabinete funcionarios que conspiran contra él?. ¿O Macri quería que la ley saliese como salió?.
La presencia televisiva de Carrió para dejar a salvo al Presidente de una posible aprobación de la ley del aborto en Senadores, habida cuenta que "los votantes de Cambiemos están molestos" (sic Carrió), no hizo más que confirmar que el haber habilitado el debate fue, tal las palabras de la Diputada, "un penal sin arquero para el kirchnerismo", toda vez que le está dividiendo el electorado macrista.
Sin contar quienes, en este tema, equiparen a Macri con Cristina Fernández quién, tras oponerse durante los 12 años de mandato kirchnerista al tratamiento de la Ley, ahora votará a favor.
Visionaria, Carrió ya advierte que si la Ley es sancionada en Senadores, lisa y llanamente será un pelotazo en contra para el gobierno; de allí que la experimentada legisladora insta a los legisladores - de Cambiemos - "a no tenerle miedo a la calle y votar a conciencia", traducción de no dejarse amilanar por los "pañuelos verdes", y seguir fieles a sus principios quienes piensen votar en contra.
Por lo pronto, ya no pudo convencer a la senadora del PRO por Buenos Aires Gladys González, que anunció el voto favorable.

OPORTUNAS MODIFICACIONES "VENIALES" EN SENADORES.
A un mes del tratamiento en la Cámara de Senadores de la Ley, no pocos aseguran que los representantes provinciales le impondrían modificaciones, (Carrió afirma que contiene artículos "escandalosos") por lo cual debería volver a Diputados; instancia que los opositores al proyecto consideran una astuta trampa parlamentaria, que excusaría a quienes quisieran quedar bien con las dos partes en pugna.
La técnica parlamenta señala que si la cámara revisora (en este caso el Senado) aprueba las modificaciones por mayoría absoluta de sus miembros presentes, la cámara iniciadora (Diputados) puede insistir, por igual mayoría, en la redacción originaria.
Ahí pondrían el grito en el cielo los militantes de la Ley, habida cuenta que podría resultar azaroso conseguir nuevamente la mayoría absoluta en Diputados.
Ahora, si la cámara revisora (Senado) aprueba las modificaciones con el voto de las dos terceras partes de sus miembros presentes, la cámara iniciadora (Diputados) debe lograr igual mayoría para insistir en la redacción originaria, caso contrario el proyecto queda sancionado conforme a las modificaciones introducidos, en este caso por el Senado.
Aquí es donde los contrarios a la Ley señalan que, aunque con modificaciones (plazos y causales para abortar, objeciones de conciencia, etc.) se estaría de todos modos ante la legalización de la práctica del aborto.
"No sé que podrá pasar en Senadores" respondió, atribulada, la Dra Carrió.

Te puede interesar