En Rafaela también, "hora del planeta"

Información General 28 de marzo de 2011 Por
Leer mas ...
Varios monumentos históricos y edificios públicos de Buenos Aires y otras ciudades argentinas se ensombrecieron anoche para adherir a la "Hora del Planeta", un llamado de atención sobre las consecuencias de las actividades humanas en el cambio climático global. Si bien en Rafaela no se apagaron las luces de los monumentos o edificios, fueron muchas las casas que optaron por apagar sus luces y electrodomésticos, para sumarse a la iniciativa internacional.
Conocida como WWF, la Organización Mundial de la Conservación, consiguió la adhesión de alrededor de 17 ciudades de todo el país.
En efecto cascada a partir de las 20:30 (hora argentina) se sumaron ciudades de todo el mundo por más de una hora y los organizadores estimaron que el mensaje involucró a unos mil millones de personas en todo el globo.
El apagón dio pie en Buenos Aires a una serie de eventos culturales en 60 puntos de la ciudad con recitales, obras circenses, danza y teatro callejero, de la que pudieron disfrutar miles de porteños. El Obelisco, que permaneció a oscuras durante una hora, era escenario de la actuación de la actriz y cantante Elena Roger, en un espectáculo en el que también participó la Orquesta Sinfónica de Moscú.
En el distintos puntos del planeta, cientos de emblemáticos monumentos y millones de hogares de todo el mundo apagaron sus luces este sábado a medida que avanzaba la iniciativa mundial para sensibilizar a la opinión pública sobre el problema del cambio climático.
El evento comenzó en el Pacífico, en las isla Fiyi, Nueva Zelanda y Australia, propagándose por Asia, Europa, Africa y América con la llegada de la noche. 
La ópera de Sidney fue el primero de los grandes monumentos que se quedó a oscuras, seguida por el estadio del "Nido de Pájaro" de Pekín, que acogió los Juegos Olímpicos de 2008.
Posteriormente llegó el turno a Europa, donde se apagaron las luces de la Acrópolis de Atenas y de otros lugares históricos griegos como las columnas del templo de Poseidón, de la catedral Notre Dame de París y de la noria gigante London Eye en la capital británica.
Sin embargo, la emblemática Torre Eiffel sólo quedó a oscuras durante cinco minutos, por motivos de seguridad, precisó la alcaldía de París.
También se unieron a la acción Times Square de Nueva York y la famosa estatua del Cristo Redentor en Rio de Janeiro, así como cientos de millones de ciudadanos de todo el mundo, sensibilizadas por el problema del consumo excesivo de electricidad y de la contaminación del planeta por dióxido de carbono, gas de efecto invernadero causante del cambio climático.

Te puede interesar