Max Verstappen volvió al triunfo y recuperó la punta Sebastian Vettel

Deportes 02 de julio de 2018 Por
Leer mas ...
Ver galería FOTOS AFP ESCAPE A LA VICTORIA. Max Verstappen aprovechó la debacle de Mercedes y ganó en Austria.  GANADOR. El piloto holandés festejando en el podio de la casa de Red Bull.
1 / 2 - FOTOS AFP ESCAPE A LA VICTORIA. Max Verstappen aprovechó la debacle de Mercedes y ganó en Austria. GANADOR. El piloto holandés festejando en el podio de la casa de Red Bull.
El holandés Max Verstappen (Red Bull) se quedó con una victoria indiscutible en el Gran Premio de Austria, en el que las deserciones de los dos pilotos de Mercedes (Lewis Hamilton y Valtteri Bottas) le permitieron recuperar el liderazgo del Mundial de Pilotos a Sebastian Vettel (Ferrari).
El alemán, ahora encabeza la tabla con un punto de ventaja sobre Hamilton, que luego de una estrategia desafortunada cuando encabeza las posiciones, debió  abandonar cuando estaba tercero, detrás de Verstappen, Kimi Räikkönen (Ferrari) y Vettel.
Huérfanos de su selección nacional de fútbol, ausente en el Mundial de Rusia, los holandeses acudieron en masa a la cercana Austria para animar a su piloto. Una elección acertada, ya que pudieron disfrutar de su inesperada victoria, que fue la cuarta en la campaña del joven piloto de 20 años.
"Es increíble ganar con un Red Bull sobre el circuito Red Bull Ring, delante de todos estos aficionados holandeses", celebró Verstappen.
Visiblemente emocionado, llegó a olvidar detener su monoplaza en el lugar reservado a los pilotos que suben al podio. "Fue realmente un bonito día", añadió el piloto más joven en ganar un Gran Premio de F1.
Verstappen, que recuperó para la F1 a parte de los aficionados de su padre Jos, se ocupa él mismo de buscar las mejores tarifas para los viajes de quienes lo siguen en los Grandes Premios.
Este año reservó un camping exclusivo en inmediaciones del circuito austríaco y eso se vio reflejado en las tribunas, con unos 30.000 holandeses eufóricos, que asistieron a uno de los momentos clave de la temporada.
Fue una jornada positiva igualmente para Ferrari, con Räikkönen y Vettel en el podio, mientras que terminó siendo olvidable para Mercedes, que salía como favorito luego de haber dominado la clasificación, en la que Bottas había establecido la pole, seguido por Hamilton.
El británico, vigente campeón mundial, no abandonaba en un Gran Premio desde Malasia 2016 y llevaba 33 carreras puntuando. Ayer, no obstante, las cosas estaban decididas para el tetracampeón, incluso antes de su abandono, ocurrido en la vuelta 64.
Mercedes cometió un increíble error estratégico mientras estaba el coche virtual de seguridad (VSC), al no llamarlo a boxes a Hamilton, que era líder, toda vez que Bottas había abandonado en la vuelta 14.
Los rivales del británico sí aprovecharon para calzar nuevos neumáticos, lo que recordó de nuevo la táctica fallida de Mercedes en el inicio de temporada en Australia.
"Para mí y para el equipo, es el día más duro desde hace seis años", indicó Toto Wolff, el patrón de Mercedes.
La marca alemana, en cabeza en cuanto a fiabilidad, no imaginó que sus dos autos podrían abandonar por problemas mecánicos, una semana después de haber introducido una evolución en el motor en Francia.
El último doble abandono de las Flechas Plateadas se remontaba al Gran Premio de España de 2016, pero fue por un choque entre Hamilton y su entonces compañero de equipo Nico Rosberg.
Vettel salió reforzado de Spielberg a pesar de su sanción de tres puestos en la parrilla, que lo relegó a la tercera línea. "Habría podido hacerlo mejor, con un poco más de información", lamentó el alemán, líder del Mundial con un punto más que Hamilton.
Ferrari también sacó provecho de la debacle de Mercedes en la clasificación de constructores, ya que ahora lidera con 10 puntos de ventaja sobre la marca consagrada en las cuatro últimas temporadas.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar