"No permitiría el aborto ni en los casos de violación"

Nacionales 02 de julio de 2018 Por
GABRIELA MICHETTI, VICEPRESIDENTA DE LA NACION

BUENOS AIRES, 2 (NA). - La vicepresidenta Gabriela Michetti afirmó que no permitiría una interrupción de un embarazo ni siquiera en los casos de violación, y recomendó otras alternativas para hacer frente a esa situación como "dar en adopción" o "trabajar con un psicólogo".
"Yo no lo hubiera permitido", contestó la funcionaria de Cambiemos al ser consultada sobre la sentencia F.A.L. de la Corte Suprema que sentó jurisprudencia sobre la no punibilidad de abortos por violaciones. "Lo dije claramente siempre. Lo podés dar en adopción, ver qué te pasa en el embarazo, trabajar con psicólogo, no sé", amplió.
"No sé, qué sé yo. Para mí la vida es el derecho más importante de todos", completó.
Michetti, que siempre se pronunció en contra de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, opinó que "el Estado debe proteger a todo ser humano concebido, en la tercera edad o en la etapa de embrión".
"Eliminar a una persona ya concebida y no dejarla vivir... frente a ocho o nueve meses de embarazo... La verdad, no me parece", aseveró.
Sobre su involucramiento militante en la defensa del "No", al organizar una foto de funcionarios y dirigentes de Cambiemos en contra del aborto legal, dijo que "no tenía ninguna intención de militar el tema", pero que se sintió "políticamente obligada a equilibrar los tantos" por una foto similar que había organizado el sector a favor dentro de la coalición gobernante.
"El error entre comillas fue haber hecho una foto de Cambiemos de los que estaban a favor del proyecto. Ahí se obligó a la coalición a hacer otra foto que dijera: Acá tenemos las dos posturas ", explicó en una entrevista al diario La Nación.
Pese a sus reiteradas expresiones en medios de comunicación en contra de que prospere la media sanción de la Cámara de Diputados, Michetti dijo que tiene "neutralidad absoluta" en su rol al frente del Senado.
En el ojo de la tormenta por esa decisión, Michetti dio el brazo a torcer y dejó afuera del tratamiento a la comisión de Presupuesto y Hacienda.
En otro orden, se mostró arrepentida de haber votado en contra del matrimonio igualitario en 2010 cuando era diputada nacional, y consultado si no cabe la posibilidad de que ocurra la mismo si ahora vota en contra del aborto legal, lo negó categóricamente. 
Más allá de su férreo rechazo a la legalización del aborto, Michetti se mostró abierta a introducir cambios en la legislación al sostener que "hay que despenalizar a la mujer" para que no pueda ir presa por practicarse a un aborto.
Sin embargo, pese a reconocer que en esas circunstancias los abortos seguirán siendo clandestinos, dijo que el foco tiene que estar puesto en las "políticas de prevención, en cosas que el Estado argentino nunca hizo". "El aborto está muy ligado a una sociedad que piensa solo en el deseo particular y en su propio ombligo", concluyó.



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar