Incineraron 700 kilos de droga

Policiales 01 de julio de 2018 Por
SALTA
SALTA, 31 (NA). - Personal de la Gendarmería Nacional destruyó mediante quema aproximadamente 247 kilos de cocaína y 467 kilos de marihuana secuestradas en los últimos dos meses en los departamentos salteños General San Martín y Rivadavia.
El decomiso de las drogas se concretó en procedimiento realizados por los escuadrones 52 "Aguaray", 54 "Tartagal" y 61 "Salvador Mazza" de Gendarmería Nacional y por la comisaría 44 de Morillo, dependiente de la Unidad Regional 4 de la Policía de la Provincia.
El fiscal federal subrogante Marcos César Romero fiscalizó este viernes el traslado de la droga en el marco de un amplio dispositivo de seguridad, desde Tartagal hasta la capital de la provincia.
Para ello se estableció un estricto control de la cadena de custodia debido a que en dicha jurisdicción no existen hornos pirolíticos necesarios para la realización de quemas de droga en grandes volúmenes.
En el operativo, establecido en el artículo 30 de la ley 23.737 de drogas, estuvieron presentes el representante del Ministerio Público Fiscal, funcionarios del Juzgado Federal de Tartagal, personal de las fuerzas de seguridad y peritos especializados en la materia, publica el diario El Tribuno.
Se informó que desde la habilitación de la Justicia Federal en la ciudad de Tartagal, y a ocho meses de su funcionamiento, ya se secuestraron y destruyeron en tres quemas más de 1.700 kilos de droga, de los cuales 970 fueron cocaína proveniente de Bolivia y 730, marihuana que ingresó desde el Paraguay.

DOS PROCEDIMIENTOS
El secuestro del cargamento de cocaína más grande fue durante un procedimiento que efectivos de Gendarmería Nacional realizaron el 15 de mayo pasado en el puesto de control Senda Hachada, en la intersección de las rutas nacionales 34 y 81.
Allí los gendarmes interceptaron una camioneta Mitsubishi de color negro que circulaba de norte a sur, conducida por su titular registral, Jorge Oscar Banegas.
Del control se pudo determinar que en la caja trasera del vehículo estaban ocultos y perfectamente acondicionados 131 paquetes en un doble fondo.
Otros 37 "ladrillos" de igual dimensión que los anteriores fueron descubiertos detrás del asiento del acompañante. Al ser sometidos a la prueba de narcotest se determinó que el conductor transportaba un total de 171 kg de cocaína.
Banegas quedó detenido a disposición del juez federal de Tartagal.
El otro procedimiento se realizó el 24 de abril en un camino vecinal, a cinco kilómetros de la localidad de Pluma de Pato, donde personal policial de la comisaría de Morillo decomisó 423 kilos de marihuana que eran transportados por cinco motociclistas.
El único detenido fue identificado como Darío Echazú. Sus cómplices se dieron a la fuga aprovechando la espesura del monte.
El secuestro de la droga se realizó luego de una tenaz persecución en la que hubo intercambio de disparos entre los narcos y los policías.
Los motociclistas trataron de burlar a las patrullas incursionando por senderos, pero no pudieron lograr su objetivo debido a que cada uno transportaba un voluminoso cargamento en las parrillas de los rodados.
Por esta situación a medida que la policía les daba alcance comenzaron a abandonar las motos con los paquetes de marihuana. Se trataba de cuatro Honda Bross de 125cc y una Motomel CX de 125cc.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar