Cayó la “Banda del Viejo Estafador”

Policiales 01 de julio de 2018 Por
VENDIAN VEHICULOS CON DOCUMENTACION FALSA
La banda era liderada por el “Viejo”, quien se encargaba de conseguir los vehículos, obtener la documentación y publicarlos en Mercado Libre y otros sitios de comercio electrónico. Debajo estaban la “Tana” y “Dani” para
organizar las ventas de los automóviles, ya con los papeles y autopartes adulteradas. Los trámites finales los realizaban el “Petiso” y el “Flaco”, quienes además mostraban los rodados a los compradores y oficiaban como choferes.
La investigación comenzó en diciembre del año pasado, a partir de una serie de denuncias formuladas por particulares que habían sido estafados. Desde entonces, el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia
Bullrich, instruyó a la Policía Federal Argentina a realizar todas las tareas de inteligencia necesarias para conocer el “modus operandi” de la organización. La causa: falsificación de documentos públicos y privados, encubrimiento, robo automotor y asociación ilícita.
A partir de la identificación de las publicaciones que aportaron los damnificados, el personal del Departamento Unidad Federal Antifraude de la Policía Federal -institución que comanda Néstor Roncaglia- obtuvo las líneas telefónicas de todos los involucrados. Así, a través de intervenciones telefónicas, se profundizó la investigación hasta conocer a
los integrantes, sus roles y su participación en el entramado delictivo.
En una de las escuchas, los detectives interceptaron varias conversaciones en las que se cerraba la venta de una camioneta Renault Duster que también había sido publicada en Mercado Libre. Allí se dio cuenta del lugar en el
que se concretaría la operación: en una estación de servicio en Del Viso se haría la entrega de 320 mil pesos.
Frente a ello, el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 2 de San Martín, a cargo de Alicia Vence, que interviene en la causa a través de la Secretaría N° 6 de Juan Ignacio Furia, se decidió seguir al imputado
para analizar cómo seguía la operación. Así se tomó conocimiento de un garaje en el barrio porteño de Boedo que pertenecía a uno de los miembros de la banda y de un lugar de reunión: la rotonda de Burzaco.
Allí los policías interceptaron a los imputados cuando llevaban consigo el dinero de la transacción. En los vehículos incautaron patentes adulteradas, sellos, documentación del automotor, celulares y los 320 mil pesos que se habían entregado minutos atrás.
A continuación, el Tribunal ordenó cuatro órdenes de allanamiento en los domicilios de los sospechosos: dos en Lanús, uno en Berazategui y otro en Longchamps. El resultado: el secuestro de más documentación que daba
cuenta de las distintas maniobras de estafa que llevaba a cabo la organización criminal liderada por el “Viejo”.
Por último, se detuvo a otro eslabón de la banda que permanecía prófugo y circulaba por las inmediaciones de una de las viviendas que estaban siendo allanadas. De esta forma, se desarticuló por completo a la red y se puso a todos sus miembros a disposición de la Justicia.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar