Sensaciones y sentimientos

Información General 30 de junio de 2018 Por
La escuela Languier y los escritores

Para cualquiera que tenga hijos en edad escolar, o que esté conectado con el ámbito de la educación, o sea uno de esos interesados útiles que ayudan a las escuelas, es fácilmente ubicable y reconocible la escuela Languier.
Pero empecemos por donde corresponde aunque sea muy grande la tentación de contarles desde ahora a ustedes, lectores, que sus aulas llevan nombres de escritores rafaelinos, entendiendo esto en el más amplio de los sentidos.
Hay que contar en este punto que Noemí Zenklussen -directora- y Graciela Corboz -vicedirectora- contaron, en una entrevista que había sido convenida, que al ir sumando aulas, ya tienen idea de quién será el que le dará nombre a la nueva ya terminada, agregando con legítimo orgullo que es la primera escuela de la Provincia de Santa Fe a la que se le han puesto nombres de escritores locales y regionales a sus aulas y, como se trata de las nombradas de docentes de alto nivel, nos hemos esforzado para que esta nota tenga la mejor presentación y precisión informativa.
La escuela se llama oficialmente “Juan Bautista Languier” y, mediante imposición de nombre solicitada por la comunidad educativa, le corresponde el número 1359 y área de acción en la ciudad de Rafaela, Departamento Castellanos, Sección III. Se trata de un establecimiento creado el 2 de octubre de 1884 mediante decreto del Poder Ejecutivo provincial. Fue la primera Escuela Mixta para las entonces Colonia Rafaela y Presidente Roca y se le asignó un cargo de preceptor habilitado para el dictado de clases.
Precisamente, el designado el 7 de febrero de 1885 para ese cargo fue Juan Bautista Languier y de esta manera el primer docente que cumplió funciones en esa escuela.
La pregunta ahora es quiénes son los escritores que aparecen como titulares de las aulas. Ya la estamos contestando.
El aula preescolar lleva el nombre de María Cristina Faraudello de Aimino, y los nombres de las aulas son Edelmira Chizzini de De Mattia, Nelly Spinelli de Gerbaudo, Mario Manlio Renato Federico Vecchioli, Dora Aracelli Pia Bautista de Villarreal y Palmira Reale de Arcos. Pero hay más; el aula laboratorio lleva el nombre de José Bucchi; el de tecnología, Antonio Terragni y la sala de recursos pedagógicos se identifica como Lermo Rafael Balbi y, al haberse creado el Espacio de Investigación Institucional, al mismo se lo llamó Kely Arcos de Baronetti.
Unas cuantas cuestiones fueron contadas, es cierto. Pero siguen sin aparecer respuestas a unos puntos fundamentales y hasta fundacionales.
¿Quién fue? ¿Cuál fue la obra de Juan Bautista Languier?
Era de origen francés y había llevado adelante la enseñanza de la lengua española a los hijos de los inmigrantes que, obviamente, la desconocían.
Es verdad que falta responder otro punto, no lo hemos olvidado: ¿cómo era físicamente? No lo sabemos, ya que no ha quedado ninguna imagen de él, solo la vaga referencia de que tenía barba.
Es lindo pensar que ésta, la de la Escuela y lo propio de Languier, configuran una bella historia, y por eso necesita una saludable dosis de incógnita para tener valor como tal. En cuanto a certezas, lo que fue real y concreto fue el aporte de la escritora Milagros Driulo, indispensable para la realización de esta nota. A ella, el sentido agradecimiento.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar