Desde aquel gol de Luque...

MUNDIAL 2018 30 de junio de 2018 Por
Las selecciones de Argentina y Francia deciden hoy quien sigue en Rusia y quien vuelve a su país. El análisis en la previa de Gustavo Alfaro.
FOTO DIEGO VAIN RAFAELINOS EN RUSIA. Néstor Clivati junto a Gustavo Alfaro charlando de fútbol, ¿de qué sino?.
FOTO DIEGO VAIN RAFAELINOS EN RUSIA. Néstor Clivati junto a Gustavo Alfaro charlando de fútbol, ¿de qué sino?.
(Desde Moscú, Rusia). - Mario Kempes cruza la mitad de la cancha con balón dominado, localiza a su derecha a Ardiles, el cordobés lo ve a Luque que sale del área para ofrecerse como opción de ataque, lo asiste, en el control Leopoldo la levanta con la intención de pegarle de aire, tiene tiempo, la deja picar y le mete un derechazo fantástico para clavarla a media altura, contra el caño derecho del arquero Bertrand... esa es la crónica gráfica de ese martes 6 de junio de 1978, la última vez que se encontraron en un Mundial Argentina y Francia; en esa noche fría del Monumental, los albicelestes le ganaban 2 a 1 con ese gol del ex Unión y empezaban a acuñar el sueño de una copa, que unos días después, Daniel Passarella levantaría para todos los tiempos.
Pasaron cuatro décadas y esta tarde en Kazán, ciudad desarrollada en una de las márgenes del río Volga, repetirán el duelo que a manera de revancha, quedó pendiente por estas cosas del fútbol, a lo largo de 9 mundiales.
¿Qué pasó entre argentinos y franceses en todo ese tiempo…?
Los albicelestes le dieron vida a un protagonismo internacional, que hasta ese evento no tenían, a pesar de contar con jugadores sobresalientes. Argentina además de haber ganado ese torneo, se subiría al podio en México y alcanzaría dos finales mundialistas con resultados negativos en Italia y Brasil, justamente frente a los alemanes, los que por estos días fueron humillados al quedar eliminados prematuramente aquí en Rusia.
La France, por su parte, también accedió a lo más alto, al consagrarse Campeón del torneo del que fue anfitrión en 1998, repitiendo la misma instancia en 2006 pero con resultado adverso, al haber caído ante los italianos. Su tránsito por estos años ha sido irregular y su participación en los últimos torneos, algo frustrantes para sus seguidores.
Esto dice la historia y las estadísticas que no se ocupan de las formas y de las contingencias que a veces, distorsionan las opiniones y condicionan los pronósticos. El nivel individual de muchos de los jugadores de este equipo dirigido por una leyenda como Didier Deschamps, le dan tono a la esperanza de los franceses, que han llegado como candidatos a este Mundial y que en los partidos clasificatorios, lo ratificaron claramente.
Dos campeones del mundo mano a mano en Kazán, como en 1930, cuando ambos comenzaron a escribir la historia grande del fútbol mundial en Uruguay, otro recuerdo grato allí; Luis Monti el delantero por entonces de San Lorenzo, anotó el único gol de la victoria criolla quedando en el bronce por ser el primer gol argentino en los mundiales y un triunfo que encontró lugar en los anales de la FIFA.

CONCENTRACION, LA
CLAVE DE LA VICTORIA
El rafaelino Gustavo Alfaro hace muchos años forma parte del staff de la Cadena Caracol de Colombia, como comentarista en los eventos más importantes; tomamos un café en San Petersburgo después de la victoria argentina, y nos ofrece su análisis previo a este choque de 8vos. de final entre argentinos y galos.
"Francia es un equipo que utiliza dos estructuras diferentes de acuerdo a las características del rival; o puede poner como frente a Perú dos líneas de 4 con Griezman y Giraud como puntas, o establecer una línea de 3 volantes en el medio, para trabajar en un sistema con 4 3 3 bien flexible. Su mayor virtud son las transiciones rápidas, ya que esos movimientos se basan en la velocidad de sus hombres de ataque. Matuidi, por ejemplo parte de la mitad de la cancha pero aparece en posición de delantero al igual que Pogba, cuando juega Untiti, lo utilizan como un faro cruzándole pelotas para que descargue hacia los puntas donde Mbappé también se ofrece como una opción extrema", apunta con claridad. 
Para Alfaro, Francia "no basa sus argumentos en la tenencia del balón, sí tiene buena calidad de jugadores por eso es muy importante manejar los dos tiempos que tiene el fútbol, desde la administración de la pelota hasta la recuperación; en consecuencia es clave achicarle bien los espacios con orden y concentración, para evitar que suelten los laterales o desplieguen su especialidad que es la de llegar con pelotas cruzadas".
Lo dice con la claridad de un docente y el conocimiento de un entrenador de elite, agregando para el final "Argentina debería presentar dos extremos rápidos (Pavón con grandes chances de estar desde el arranque) ya que, a Messi lo van a tomar en zona, va a distraer marcas y si Higuaín, además se mueve como un pívot, se le puede hacer daño llegando por afuera a los espacios vacíos".
Un buen análisis de un juego, cuyo resultado también depende de los azares y ese es un elemento insondable en cualquier caso, mucho más, cuando en el campo de juego estarán futbolistas de primer nivel mundial.
Sampaoli como ha sucedido hasta aquí, se guardó ante la prensa la formación inicial. En el último entrenamiento, Pavón tuvo mucha actividad y participó de ensayos que bien podrían indicarnos que estaría desde el arranque al menos es lo que se percibe desde Moscú poco antes de iniciar el periplo, a bordo de un tren, de más de 800 kilómetros hacia Kazán. 
Empieza otro campeonato y lo sabemos; es deseable que lo sea para el equipo argentino en términos de un crecimiento futbolístico, indispensable para que su confianza no sea tan frágil y que el aspecto anímico, seguramente fortalecido por lo ocurrido en San Petersburgo, no sea la única bandera para seguir en Mundial.

Periodista acreditado por LA OPINION en el Mundial de Rusia 2018. 

Te puede interesar