Panorama Político

Locales 15 de junio de 2018 Por
Leer mas ...

¿DEDICACION FULL 
O PART TIME?
En tiempos donde la plata no sobra, el bloque de Concejales de Cambiemos se adueñó de la iniciativa política al proponer congelar por un año la dieta que cobran los ediles por su actividad parlamentaria y los sueldos del Intendente, los secretarios, directores de organismos municipales descentralizados e incluso el jefe de Gabinete. Redes sociales mediante, se volvió a difundir una información que está a disposición de todos en el portal de Gobierno Abierto de la Municipalidad de Rafaela y que tiene que ver con los salarios de los funcionarios (giran entre 70 mil y 90 mil aproximadamente, según la función). 
Hubiera sido políticamente incorrecto oponerse a esta propuesta, que avanza a velocidad reducida porque ahora se discute el destino que se le dará a los dineros que se ahorren por frizar los sueldos. Una sugerencia: se podría implementar ya mismo ese congelamiento y tomarse más tiempo para consensuar qué hacer con esos fondos. No hay que olvidar que en julio el Concejo tendrá su receso invernal sin sesiones a menos que se convoque a una extraordinaria. 
Al parecer la iniciativa de Cambiemos dejó un sabor amargo en el Ejecutivo, que esta semana contraatacó al reclamar a los ediles dedicación exclusiva para la función para la cual fueron elegidos con el objetivo de "equiparar condiciones laborales" (una frase elegante para deslizar que nosotros en el Ejecutivo trabajamos intensamente y ustedes en el sexto piso ni se despeinan). Metodológicamente es difícil medir el tiempo que se le dedica a ejercer una labor legislativa que se desarrolla con múltiples reuniones por aquí o por allá. No es un trabajo administrativo en el que siempre hay que estar en un escritorio. 
El encargado de efectuar el pedido a los ediles fue el súper jefe de Gabinete, Marcos Corach, quien asumió un rol político de magnitud en la gestión del intendente Luis Castellano y no tiene problemas en "fajarse" con la oposición. De palabra rápida y con gran conocimiento en la gestión, Corach va al frente. Y en las últimas semanas ha protagonizado varios contrapuntos con el radical Leo Viotti por las tarifas y la posibilidad de romper el convenio con la EPE por la cuota de alumbrado público o la calidad de las auditorías a las que se somete el Ejecutivo local. 

LA GRAN 
ENCUESTA
"Estimado vecino" comienza la comunicación telefónica que incluyó en los últimos días a varios rafaelinos para preguntar sobre la situación actual de la economía, la imagen sobre determinados políticos y las intenciones de voto para el 2019. 
Hay que apretar algunos numeritos para dejar constancia del género, la edad y el nivel de estudio para después responder las preguntas por algo más de 5 minutos. "¿Qué opinión tiene del desempeño del Gobierno nacional?" fue la primera consulta de esta encuesta que, como casi todas, incluía las opciones de Muy Buena, Buena, Regular, Mala o Muy Mala para calificar. La misma pregunta para el Gobierno provincial del gobernador, Miguel Lifschitz. 
"¿Cómo cree que va a ser la situación económica en el 2018?" siguió en la lista. Después comenzaron los nombres en primera persona de dirigentes políticos. "¿Conoce a Marcos Cleri?" interrogó la encuestadora electrónica (es una grabación). "¿Qué opinión tiene de Marcos Cleri?", continuó sin aclarar que es diputado nacional santafesino por el Frente para la Victoria. Lo mismo pero con Omar Perotti, el rafaelino que es senador nacional y ya blanqueó su intención de compertir, otra vez, por la gobernación de Santa Fe. 
La encuesta quiso saber luego a que espacio político votaría en las elecciones de 2019, incluyendo entre otros a Cambiemos, al Frente Progresista, a la UCR y al peronismo. 
"¿Qué opinión tiene de Mauricio Macri"? es un clásico que no podía faltar (las opciones iban de Muy Buena a Muy Mala). La misma pregunta pero con Antonio Bonfatti, el actual presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia y ex gobernador de Santa Fe que no descarta anotarse en la competencia por volver a la Casa Gris. 
También indaga a quién votaría para el cargo de Presidente de la Nación. En esa lista están Macri, María Eugenia Vidal, Cristina Fernández de Kirchner, Sergio Massa, Adolfo Rodríguez Saa y también los santafesino Lifschitz y Agustín Rossi. Por las dudas, consulta a quién votaría en un eventual ballotage entre Cristina o Macri; entre Massa o Macri; entre Macri y Rossi o bien entre Vidal y Cristina. 
Respecto al diagnóstico sobre la situación actual, consulta cuál considera que es el problema mayor mencionando al narcotráfico, el desempleo, la inseguridad, el costo de los servicios públicos, la corrupción o la falta de obra pública. 
En relación a las elecciones de 2019, interroga sobre más allá de a quien votemos, quien creemos que va a ganar dando en este caso como alternativas los espacios como Cambiemos, el peronismo, Unidad Ciudadana, la izquierda entre otros. 
Por último, pregunta con qué frase definiríamos al gobierno de Cambiemos. Entre las opciones figura "desilusión", "es el gobierno del cambio", "aún le tengo confianza" y "es duro pero es necesario". 
Como se observa, más allá del debate sobre la legalización del aborto del que nadie puede quedar al margen o de la continuidad de la crisis cambiaria y financiera que eyectó de su cargo en el Banco Central a Federico Sturzenegger, hay quienes no dejan de pensar en el 2019 electoral. 

CONTIGIANI, EN MEDIO
DEL FUEGO CRUZADO
El diputado nacional santafesino, Luis Contigiani, la pasó mal con el proyecto de despenalización del aborto. Dijo que votaría en contra, lo que desató la ira de la dirigencia conocida y de los militantes desconocidos del socialismo santafesino, un partido que históricamente se pronunció a favor del aborto legal. 
Bonfatti fue el primero que cuestionó a Contigiani. Lifschitz le pidió que revea su postura antes de votar. Alicia Ciciliani, la ministra de la Producción que ocupó su cargo en el gobierno provincial -mientras el actual legislador de alguna manera se quedó con la banca de la funcionaria de referencia en el Congreso- fue más allá al exigir que renuncie si votaba en contra de la iniciativa. 
Finalmente hubo una salida intermedia para evitar que el único diputado del Partido Socialista vote en forma negativa en contra de los postulados de la fuerza. Contigiani dejó de ser diputado del monobloque del Partido Socialista y pasó a ser del Frente Progresista. Y votó como dijo que lo haría, aunque antes dio un discurso apasionado, emotivo que recibió varios aplausos por dejar frases como esta: "¡No hay acto más revolucionario que defender la vida!". Presagiando lo que se venía, el propio protagonista de la película lanzó el desafío cuando afirmó que "a los que me quieren linchar en las redes sociales, que me linchen. No tengo problema". 
"Luis Contigiani está más para el Borda que para la Cámara de Diputados" fue uno de los mensajes entre satíricos pero con algo de humor, corrosivo pero humor al fin. "Contigiani quería ser actor y terminó siendo diputado" fue otra lectura en Twitter. Pero hubo otros menos piadosos: "Lo que falló no fue el sistema electoral, sino Contigiani, que se robó una banca y un salario de diputado para representarse a sí mismo en el Parlamento, suprimiendo a los miles de electores que lo llevaron al Congreso para otra cosa". 
En la otra vereda, se escribió "¡qué bien representada me siento con este hombre!" o un "excelente ¡así es la defensa de la vida! Héroe nacional!". 
De todos modos, habrá que ver cómo el socialismo santafesino podrá recomponerse de esta interna. Por lo pronto, perdió un diputado que rompió cadenas. 


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar