A Macri le detectaron un quiste pancreático

Nacionales 14 de junio de 2018 Por
NO NECESITA TRATAMIENTO
FOTO NA AUDIENCIA. Macri con directivos de Flybondi.
FOTO NA AUDIENCIA. Macri con directivos de Flybondi.
BUENOS AIRES, 14 (NA).- Al presidente Mauricio Macri se le detectó ayer un quiste pancreático preexistente "de carácter benigno", por el cual sus médicos definieron que no será necesario realizar algún tratamiento. Así se informó desde la Presidencia a través de un parte oficial en el que se confirmó que el resultado surgió de un chequeo médico realizado este miércoles por la mañana, mediante una resonancia magnética, en el Centro de Diagnóstico Maipú, ubicado a pocas cuadras de la Quinta de Olivos.
En el breve comunicado, se informó que "el presidente Mauricio Macri realizó una serie de estudios de rutina el 23 de mayo en la Centro de Diagnóstico Maipú" y una ecografía abdominal mostró la existencia de un quiste pancreático preexistente de carácter benigno.
Este miércoles, como parte de los estudios de seguimiento de esta situación, se le realizó una resonancia magnética al mandatario en el mismo centro médico y se obtuvo el mismo diagnóstico, por lo que se concluyó que "no es necesario llevar adelante tratamiento alguno".
En estos casos lo habitual es un control anual con estudios de imágenes (tomografía o resonancia) y si aparece la duda acerca de si el quiste es benigno o maligno, se avanza con un estudio mínimamente invasivo, como una ecoendoscopia, para tomar una muestra y certificar el diagnóstico mediante el análisis de la misma.
Desde que asumió la Presidencia, Macri sufrió otros inconvenientes de salud pero se trataron de cuestiones que no revistieron de mayor gravedad. Lo que más viene aquejando al mandatario es su rodilla derecha, de la cual tuvo que ser operado tres veces desde que ocupa el Sillón de Rivadavia a raíz de diferentes lesiones, por las cuales le cuesta caminar con normalidad.

¡QUE PELOTAZO!
Macri recibió en la residencia de Olivos a un grupo de chicos de entre 6 y 10 años que acompañarán el ingreso a la cancha de los jugadores de la Selección argentina, que este sábado debutará ante Islandia en el Mundial de Rusia. El momento incómodo sucedió cuando el mandatario se ofreció como arquero ante los chicos y uno de ellos tuvo la mala suerte de asestarle un pelotazo en la ingle.
Frente a la sorpresa de la primera dama, Juliana Awada, Macri disimuló el mal momento. Pasado el percance, el Presidente saludó al grupo, integrado por once niños, y los secretarios general de la Presidencia, Fernando de Andreis; de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister, y del titular de Arcos Dorados región Sur de Latinoamérica, Alejandro Yapur.





Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar