Empresario asaltado en autopista Rosario-Buenos Aires

Policiales 11 de junio de 2018 Por
Otro suceso que incrementa la cantidad de asaltos -en mayoría a mano armada- en tramos de autopistas que recorren nuestra Provincia, dejó como saldo un empresario rosarino víctima de un violento asalto en la autopista Rosario-Buenos Aires. Lo sorprendieron dos delincuentes, quienes tras golpearlo y atarlo lo abandonaron vestido solamente con ropa interior, en un camino rural. Los asaltantes se llevaron el auto, dinero y elementos de valor.
EMPRESARIO
FOTO INTERNET - RECUPERADO. Automóvil que le fue robado al empresario asaltado. Apareció en Villa Gobernador Gálvez.

Un empresario rosarino de la construcción resultó fue víctima de un asalto en la autopista Rosario-Buenos Aires, hecho en el que fue golpeado en la cabeza y despojado de dinero y efectos de valor además del Audi en que se conducía, siendo abandonado vistiendo solamente ropa interior.

De acuerdo a La Capital se trata de Carlos Rubulotta, de 43 años, quien cayó en la trampa cuando a la vera de la carretera observó que un hombre le hacía señas pidiéndolo asistencia, parado junto a un automóvil VW Polo.

Al bajarse del auto Rubulotta recibió un fuerte golpe en la cabeza, aplicado desde atrás por un sujeto que apareció repentinamente.

Luego fue maniatado y subido a su auto, siendo trasladado varios kilómetros donde fue obligado a bajar y caminar por un camino rural totalmente a oscuras.

EL BOTIN, Y ALGO MAS...

Así las cosas, los malvivientes se llevaron el Audi (apareció abandonado en un sector de la localidad de Villa Gobernador Gálvez), una billetera que resguardaba 4.000 mil pesos y varios objetos de valor.

Se destaca que la víctima caminÓ hasta una estación de peaje, donde recibió asistencia ante las escoriaciones en el cuero cabelludo producto del impacto que recibió en la cabeza, siendo luego trasladado a un sanatorio de la ciudad de Rosario, donde se constató que estaba golpeado pero en buen estado de salud.

Rubén Armando

Sección Policiales

Te puede interesar