Perdonala Angel

Información General 11 de junio de 2018 Por
Leer mas ...
Por Hugo Borgna. - Como escritor de alma y oficio, siempre tuviste muy en claro la diferencia entre la vida y la muerte. Eludías las obviedades porque los lectores, con su imaginación, deben enriquecer el texto.
Ningún personaje tuyo murió porque sí y sin justificación. Con tu manejo maestro de la palabra creabas el clima necesario, el momento oportuno y, sobre todo, el motivo.
Es ingrato decirlo pero los personajes deben ser funcionales a las ideas de desarrollo planteadas por los autores. Es la lógica de la escritura.
Antes de este domingo implacable la vida nunca había intentado escribir historias.
Y probó con el resultado que ya se conoce.
Tenés que perdonar a la Organización de la Vida por no cumplir los requisitos de la escritura. Ella no entendió que esas muertes que aparecían eran solo ficción. Porque, además, esos personajes no existían. No entendió la Organización de la Vida cuando encaró escribir una historia con vos como protagonista, que no producías daño a ninguna de tus criaturas.
Irresponsable, te eligió como personaje de una historia con muerte. No sabía tampoco ella la diferencia entre ficción y realidad, y su “ficción” fue tu realidad.
Perdonala, Angel. Esa Organización de la vida, sin intención, produjo un hecho irreparable.
Es de alguna manera un consuelo (en realidad lo único que nos queda) decir que tu obra y tu prestigio seguirán brillando. Y ese relato, que no tenías previsto, será tu obra para todos los tiempos.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar