Somos locales otra vez

Hábitat 11 de junio de 2018 Por
La Selección argentina quedó encuadrada en el Grupo D del Mundial junto a Croacia, Nigeria e Islandia. Estos son los 3 estadios dónde argentina disputará sus 3 partidos de la fase de grupo.
Krestovsky_Stadium_08
ESTADIO KRESTOVSKI - Será el último estadio que visite la Argentina en la fase de grupos

El debut de la Albiceleste será el 16 de junio a las 10 frente a la debutante Islandia en el estadio del Spartak de Moscú, un coliseo inaugurado hace tres años con capacidad para 45.000 espectadores y que fue construido en el espacio que antes ocupaba el antiguo aeródromo de la capital rusa en Tushino, un distrito en el norte de la ciudad. Cuatrocientos veinticinco kilómetros y poco más de una hora de vuelo separan a Moscú de Nizhni Nóvgorod, la segunda escala del seleccionado argentino en la Copa del Mundo. Allí enfrentará a Croacia el 21 de junio a las 15. Esta ciudad es denominada "el bolsillo de Rusia" ya que es uno de los principales centros industriales del país. Desde allí, el plantel argentino deberá volar dos horas para recorrer los 895 kilómetros que separan Nizhni Nóvgorod de San Petersburgo, el corazón cultural de Rusia, que recibe a cinco millones de turistas por año y cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Allí se presentará el equipo de Sampaoli el 26 de junio a las 15 contra Nigeria. En esta edición te mostramos las principales características arquitectónicas de los estadios que verán jugar a nuestra selección y las peculiaridades más destacadas en cuanto a su construcción, ubicación y significados.

OTKRYTIE ARENA

okoite

Casa del campeón de la liga Premier rusa, Spartak de Moscú, el estadio fue inaugurado en el 2014 y fue sede de partidos de la Champions League y la Copa Confederaciones. Es conocido usualmente como Otkritie Arena, pero las reglas de patrocinio comercial de la FIFA significaron un cambio temporal de nombre para el Mundial.
Es el único estadio mundialista construido sin fondos del estado. El transporte es relativamente fácil desde el centro de Moscú, aunque los crónicos atolladeros de tránsito hacen que muchos prefieran usar el metro.

El Otkrytie Arena es, globalmente, un complejo deportivo que consiste en un estadio de fútbol, dos estadios de hockey sobre hielo, una academia de tenis, un centro de deportes acuáticos, varias escuelas de deportes y dos jardines de infantes.

El estadio fue construido a partir de tribunas de gradas prefabricadas de hormigón y un techo arqueado sostenido de acero. El techo está diseñado para hacer frente a las extremas temperaturas de Moscú y su estructura puede soportar las pesadas y continuas nevadas del invierno en Rusia.

NIZHNY NOVGOROD 

nizhny_novgorod_stadium


El segundo encuentro será con Croacia el 21 de junio en Nizhni Novgorod, un estadio que tiene capacidad para 45.331 y que costó u$s 307 millones. Con un techo que parece flotar sobre columnas blancas, tiene uno de los diseños más impresionantes en Rusia y será la sede de un duelo de cuartos de final.
Ofrece además a los hinchas vistas de los ríos Oka y Volga, que se encuentran en Nizhny Novgorod, una ciudad histórica cuatro horas al este de Moscú.

Realizado como un homenaje para dos características importantes del río Volga, que son el agua y el viento. Al mismo tiempo, dada su situación en las proximidades de los barrios más históricos de la ciudad, el edificio presenta una silueta sobria y austera.

Su techo está hecho de paneles translúcidos de colores blanco y azul, los mismos que pueden verse en las gradas. De noche, la iluminación de las diferentes fachadas resaltará la plasticidad y la ligereza del edificio.

Este estadio tiene capacidad para 44.899 espectadores gracias a unas gradas telescópicas que luego de finalizado el Mundial se retirarán y el aforo se reducirá a 25.000 localidades.

ESTADIO KRESTOVSKI

Krestovsky_Stadium_07

El más polémico de Rusia 2018, al ser construído en medio de interminables obras a lo largo de 10 años y salpicado por escándalos de corrupción, un desorbitado costo que además lo convierte en el más caro del mundo (basta con decir que su construcción llevó más tiempo que la del coliseo de Roma, que se completó en sólo ocho años).

Fue remodelado por el arquitecto japonés Kisho Kurosawa que lo proyectó en forma de nave espacial, a imagen y semejanza del Toyota Stadium de su país. El diseño se centró en guardar las tradiciones japonesas de los conceptos invisibles, especialmente materialidad, receptividad, detalle e impermanencia.

El estadio tiene 286 mil metros cuadrados divididos en nueve pisos coronado por un techo retráctil que pesa cerca de 32 mil toneladas, que lo convierte en un estadio por demás de moderno.

El terreno de juego se puede deslizar dejando lugar para albergar cualquier tipo de evento, incluso durante el invierno. Rollos de césped cultivados en la región de Leningrado constituyen la cancha principal compuesta por tres paneles gigantes, cada uno con un peso de más de 3 mil toneladas.

También es conocido como la sede del día Eterno, un fenómeno que se debe a la latitud norte de la ciudad sobre el Báltico, donde la claridad es permanente durante el verano y cuando llega la medianoche el cielo se oscurece un poco, pero no lo suficiente. 

Te puede interesar